Un meteorito cayó en la noche del jueves pasado en una zona de Madrid, causando varias llamadas al servicio de emergencias de la ciudad, pero lo interesante es que un habitante de Torrejón de Ardoz dice tener un fragmento de la "bola de fuego":

"Cuando lo encontré aún echaba humo, había originado un pequeño cráter y no estaba totalmente carbonizado", explicó. Vestido con un mono y con guantes en las manos, José Cuadrado utilizó unos tablones para recoger la pieza, que aún estaba caliente, y se la llevó a casa.

"Aún no sé que es lo que dice la legislación sobre este tema, pero no tengo intención de entregarlo a las autoridades. Lo que cae del cielo sólo es de Dios", consideró.

Tras señalar que "lo mismo no he sido lo suficientemente prudente" que requiere el caso, anunció que tiene la intención de convocar una conferencia de prensa el próximo martes, porque hasta entonces estará de viaje, para hacer público el hallazgo. "Si lo quiere el Estado tendrá que pagarme una deuda que tiene pendiente conmigo. Si no es así, antes prefiero ir a la Embajada de Estados Unidos y entregárselo a los americanos", sentenció.

Mejor debería venderlo en eBay.

(Vía Citius64)

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.