Como expliqué previamente, estoy obligado a usar Windows durante unos días ya que mi PowerBook está averiada y en garantía.

Llevo 4 días usando Windows, sistema operativo el cual no usaba desde 1999 en que me trabajé en una iMac y nunca más regresé. La sencillez, rapidez de trabajo, facilidad y lo intuitivo de su interfaz me convenció en un segundo.

Mientras escribo esto estoy usando Windows 2000. Durante los 4 días no he tenido que reiniciar una sola vez, solamente cuando instalaba algunos programas (más o menos frecuente). Cabe destacar que no he tenido que usar ningún programa que requiera de recursos considerables como el Adobe Photoshop, el Macromedia Freehand, Keynote, GarageBand o el iPhoto basicamente porque no los tengo para Windows o porque no están disponibles para esta plataforma. Por ejemplo no tengo idea como se comporta Windows con un programa que muestra 6,000 fotos al mismo tiempo de entre 2mb a 6mb (eso hace mi iPhoto).

Mi principal malestar era el teclado. No el aparato en si, sino la forma en que se usa. La tecla con el logo de Windows está posicionado en el peor lugar posible y solo sirve para una cosa, casi todos los shortcuts se hacen con la tecla Ctrl lo que me obliga a usar cualquier otro dedo que no sea el pulgar, incomodísimo. En los teclados de Apple todos y cada uno de los shortcuts se hacen con la "manzanita" que está al lado de la barra espaciadora. ALT + F4 para cerrar las ventanas probablemente es el peor error en la historia de este sistema operativo, no solo se usa otro modificador para ejecutar el shortcut (Alt) sino que es super difícil de presionar las dos teclas con una sola mano. Esto me hizo perder tiempo.

Por otro lado me resultó desesperante lo siguiente: Digamos que estoy escribiendo un texto en Word, y necesito ver unos datos de Excel, voy al menú de Inicio, de ahi a Programas y decido ya no abrir nada, simplemente seguir escribiendo asi que presiono Esc para cerrar el menú de Inicio. El focus debería regresar automaticamente al Word, pero esto no sucede, en vez de eso simplemente se queda en la barra de programas lo cual es completamente innecesario y tengo que hacer un click adicional en la ventana del Word y seguir escribiendo.

El Tweak UI me simplificó la vida en muchos aspectos. Me permitió eliminar todas las animaciones de interfaz innecesarias que tiene Windows. Me queda claro que el OS X tiene muchísimo más eye candy pero en los lugares y momentos correctos. Poner animaciones en los menus (tanto el de inicio como los contextuales que aparecen al hacer click en algo con el botón derecho) solamente te hacen perder el tiempo.

Todos y cada uno de los iconos que aparecen al lado del reloj son feísimos y el 90% de las veces son innecesarios.

Ahora me he dado cuenta de lo tremendamente inseguro que es Windows, me sorprende la cantidad de spyware que ronda y que se instala de la nada (imagino que se instalan al entrar en páginas y nunca nadie se entera). AdAware es la salvación. Ni comento el problema de los virus...

Basicamente y en resumen es eso. En unos días haré un post con las cosas que me gustaron de Windows y otro más con mis experiencias de no usar una laptop y tener que saltar entre 2 desktops (la PC de mi casa y la que uso en la oficina) por estos 4 días.

Por el momento este parece ser el último día sin mi PowerBook ya que hoy me llamaron a decirme que pase recogiéndola mañana a partir de las 9am. Cabe mencionar que no estoy nada feliz con el servicio de garantías de Apple en México; es penoso, ineficiente y parece que fuera operado por el gobierno. Más de esto en otro post.

Actualización: Mi viaje fue en vano, me tuvieron esperando 10 minutos para decirme que no está lista. La excusa que me dieron y el resto de mi pésima experiencia con Apple lo pondré en otro post.