La gama Surface siguen creciendo, aumentando el número de dispositivos vendidos un 29 por ciento comparado con el mismo periodo del año anterior y generando unos ingresos por valor de $1,35 mil millones. La Surface Book y la Surface Pro 4 han sido el principal impulso del crecimiento según Microsoft.

Dicha situación contrasta con la caída en picado y sin freno de su negocio móvil. Los ingresos derivados de Windows Phone han caído un 49 por ciento año a año pese al lanzamiento de sus terminales estrella Lumia 950 y Lumia 950 XL. Algo que no sorprende a nadie ya que Microsoft anunció el año pasado un cambio de enfoque y una reestructuración profunda de sus ambiciones en el mercado móvil, que puede suponer un mayor aporte sus flujos de caja por división a medio plazo.

Otro punto destacado es el desempeño de la división de Inteligencia en la Nube de Microsoft que ha crecido un 5% (11% con valor de moneda fijo) con un crecimiento importante en productos de servidor y servicios en la nube crecen un 10% a un tipo de cambio fijo sobre el diferencial de divisas y, sobre todo, los ingresos provenientes de Azure que han crecido un 140% a tipo fijo gracias a que los servicios premium de Azure han crecido un 300%. Azure es sin duda el negocio más próspero de la compañía, que puede aportar un repunte importante de la cuenta de resultados a largo plazo.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)