Si ha convivido con un smartphone de 16 GB —o incluso menos—, es muy probable que haya recibido en alguna ocasión un mensaje de advertencia relacionado con el espacio de almacenamiento libre. ”¿Cómo es posible?” habrán pensado tras leerlo. ”¡Si no tengo nada del otro mundo!”, continuarían.

La realidad principal es que, en los tiempos que corren, un smartphone de 16 GB o menos conlleva, a largo plazo, problemas de almacenamiento interno. No obstante, es el modelo más comercializado por operadoras y fabricantes, derivando así el problema a los usuarios, los cuales se enfrentan con relativa frecuencia a mensajes como el citado anteriormente.

Por suerte, existen varios trucos y consejos que, ejecutados de forma correcta, permiten liberar espacio de almacenamiento y, paralelamente, solventar este peculiar problema. Estos son algunos de ellos:

  • Instale solo las aplicaciones necesarias. Una medida esencial para liberar espacio de almacenamiento es mantener instaladas solo las aplicaciones que realmente utiliza en su día a día. Todo lo demás, sobra. ¿De qué sirve tener cinco editores de fotografías si siempre recurre a VSCO? ¿Por qué tener instalados diez juegos si tan solo ejecuta Monument Valley?

  • Desinstalar aplicaciones predeterminadas innecesarias. Una conducta común entre algunos fabricantes de teléfonos Android es incorporar software propietario en sus terminales. Demos de juegos, aplicaciones para interactuar con otros dispositivos de la marca… Ese tipo de aplicaciones suelen ser, por lo general, prescindibles, por lo que su desinstalación le permitirá ganar algo de almacenamiento.

liberar espacio de almacenamiento

  • Desactivar la descarga de archivos en aplicaciones de mensajería. Este es uno de los métodos más efectivos para liberar almacenamiento tanto en Android como en iOS. Partiendo de que las aplicaciones de mensajería son un eje fundamental en nuestra comunicación diaria, regular el número de archivos que recibidos y almacenados directamente en la memoria interna del smartphone puede ser vital para mantener espacio de almacenamiento libre. Para ello, servicios como Telegram o WhatsApp permiten, en los propios ajustes de la aplicación, no guardar fotografías y otros archivos multimedia en la propia memoria del teléfono, solventando así un problema doble: ahorramos espacio de almacenamiento y evitamos una galería fotográfica repleta de archivos basura y/o puntuales (como esa foto graciosa que tu cuñado envió por el grupo de familia).

  • La nube, nuestra mejor amiga. Los servicios de almacenamiento en la nube pueden ser de gran ayuda para liberar espacio de almacenamiento. Más concretamente, servicios como Google Photos realizan una copia de seguridad de todas las fotografías y vídeos en la nube y, posteriormente, las elimina de la memoria interna del dispositivo. Todo, de forma automatizada y transparente para el usuario.

  • Borrar cachés y otros archivos “basura”. Las aplicaciones, para su correcto funcionamiento, generan archivos “caché” y otros archivos “basura”. Si busca liberar espacio de almacenamiento, este es uno de los procesos más efectivos. En Android, basta con ir a la sección de Almacenamiento (dentro de Ajustes), hacer tap sobre “Caché” y borrar todos los datos almacenados. Si busca hacer una limpieza más profunda, aplicaciones como CCleaner y Clean Master pueden ser de gran ayuda en Android. En caso de usar iOS, puede realizar este proceso de forma manual o, por el contrario, utilizar aplicaciones como PhoneClean y Battery Doctor.

liberar espacio de almacenamiento

  • Borrar fotografías duplicadas. Un problema muy común y fácilmente solucionable. En iOS y Android encontramos aplicaciones como Duplicate Photos Fixer que detectan las fotografías relativamente similares, las agrupa y nos las muestra. Posteriormente, podremos borrar las duplicadas de un grupo seleccionado o, si lo deseamos, mantener todas las versiones.

  • Usa tarjetas microSD (con precaución). La microSD es una tendencia cada vez menos frecuente en el mundo de la telefonía. Esta implica, por lo general, tiempos de lectura y escritura muy inferiores a la memoria interna de un teléfono, perjudicando, por lo general, su rendimiento general. No obstante, si necesita imperiosamente más almacenamiento interno y su dispositivo cuenta con una ranura para tarjetas microSD, puede ser una buena solución. Bonus tip: configure las aplicaciones de cámara y similares para que almacenen los archivos multimedia generados en la tarjeta de memoria, pero mantenga las aplicaciones instaladas en la memoria del dispositivo para minimizar una posible caída en rendimiento.

  • Última solución: restaurar de fábrica. Es una solución drástica, indeseable y, probablemente, incómoda, pero es efectiva. Borrar todo lo existente en el dispositivo (previa copia de seguridad de los archivos importantes) y comenzar desde cero puede ser de gran utilidad para deshacernos de aplicaciones innecesarias, de archivos de caché, archivos innecesarios del sistema y ficheros multimedia a los que no accedemos diariamente.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)