Tras arrancar firmemente dentro de la industria de las telecomunicaciones fijas en China, Huawei ejecutó hace más de una década un doble salto a las telecomunicaciones móviles y se internacionaliza creando centros de investigación en Europa e India. A través de seleccionadas alianzas estratégicas Huawei consigue aumentar ingresos cada año no tardó en en superar los mil millones de dólares de facturación anual al amparo de la boyante economía china y un mercado de telecomunicaciones que crecía a una velocidad vertiginosa, necesitando de equipamiento más avanzado y en mayores cantidades.

Huawei es ya el tercer fabricante de smartphones, con 108 millones de ellos vendidos en 2016. Lo ha conseguido a pesar de tener una presencia casi nula en América. Pero los cantoneses están presentes en la vida de todos desde hace décadas, incluso aunque no lo veamos. Los bytes que forman estas líneas seguramente te estén llegando a través de uno, o múltiples, aparatos fabricados, diseñados y producidos por Huawei

Huawei+D

No hay muchos secretos a la hora de permanecer arriba en un sector tan complicado como el hardware y software de telecomunicaciones. Patenta todo lo que puedas, contrata a los mejores sin importar el precio o el lugar de origen, nunca pares de invertir.

huawei patentes 2014

76.000 científicos e ingenieros dedicados a I+D, casi la mitad de su plantilla, permite a Huawei ser líder mundial en asignación de patentes por encima de Intel o Qualcomm Y es precisamente lo que Huawei lleva haciendo desde sus comienzos, reinvirtiendo gran parte de sus ingresos en I+D. A finales de 2014 Huawei contaba con casi 40.000 patentes a su nombre, y tiene un rol activo en casi 200 grupos de estandarización tan importantes como los que deciden el futuro del 5G, WiFi, conexiones de banda ancha e Internet en general.Con más de 76.000 empleados en roles de investigación y desarrollo, casi la mitad de su plantilla, el presupuesto de 2015 en I+D fue de unos 8.100 millones de dólares —6.600 millones en 2014—, cifra similar a la de Apple para el mismo ejercicio, y que deja atrás a otros gigantes como IBM o Cisco con cerca de 6.000 millones anuales.

huawei i+d r&d

Aún lejos de los casi 14.000 millones de dólares en desarrollo e investigación que invirtió Samsung en 2014 —de 195.000 millones ingresados, un 7,2%—, en espera de saber las cifras finales de 2015. Pero la compañía cantonesa tiene una trayectoria más acentuada en sus esfuerzos de investigación, y sobre todo un porcentaje mayor de inversión sobre el capital ingresado.

empresas tecnologicas i+d

Apple invirtió más 8.100 millones de 234.000 ingresados en 2014 —un 3,5%, subiendo de un 2014 con 6.000 millones—. Por su parte, Huawei invirtió una cantidad similar pero solamente con unos 56.000 millones de ingresos, cerca del 14.5% de inversión en I+D, acercándose a Intel, el líder en total y porcentual con 11.500 millones invertidos, representando más del 21% de sus ingresos de 2014.

Ingresos

Huawei tiene un objetivo de 56.000 millones para el 2015 completo, y 70.000 millones para 2018. Pero consistentemente consigue dos terceras partes de estos a través de sus ventas en China y Europa. Y el resto a través de, principalmente, menores operaciones en América y el resto de Asia.

huawei regionPara ello Huawei quiere dar un fuerte impulso a su negocio de smartphones en Estados Unidos, donde tiene una presencia minúscula, y espera que precios más ajustados de terminales en un amplio rango de gamas hagan a los consumidores cambiar sus smartphone Samsung, Motorola y ZTE por los propios.

Huawei lo tiene difícil en Estados Unidos, pero ya tiene un plan

El Nexus 6P, el terminal que Huawei y Google fabrican está acogiendo buenas críticas y, aunque tendrá un recorrido de ventas más limitado, está haciendo a muchos usuarios avanzados descubrir la marca en sus manos por primera vez. La presencia de Huawei es complicada en Estados Unidos, donde un informe del Congreso estadounidense expresó que "no se podía confiar en" Huawei o ZTE, pues su equipamiento tecnológico era fruto de propiedad intelectual robada a empresas estadounidenses, y que era susceptible de ser utilizado como vía de acceso del gobierno Chino a datos privados de empresas y ciudadanos estadounidenses.

huawei segmentoA pesar de negarlo todo —cualquier tipo de acción similar sería suicida para una empresa global—, no hay ninguna duda que la marca sufrió un impacto de percepción que aún perdura en operadores y consumidores.

Huawei mantiene en su núcleo una fuerte presencia de fabricante de hardware de telecomunicaciones puro, similar a Alcatel-Lucent, Siemens o Ericsson.

Aunque cada día sus tablets, smartphones y wearables tienen mayor peso, siempre tendrán una gran fuente de ingresos que permita aflojar tensiones en trimestres duros, al contrario que otras compañías que podrían cortarles viento con mejores precios en el mercado de consumo próximamente como Xiaomi, Oppo o Vivo en China.

Ascenso de smartphones

Tras un pinchazo en 2012 donde perdió fuelle con respecto al mercado de smartphones, vendiendo la mitad de smartphones de los 60 millones planeados para el año, Huawei ha ido mejorando cifras hasta llegar a convertirse en el tercer fabricante a nivel mundial, solo por detrás de Apple y Samsung.

Huawei utiliza Honor para llegar directamente al consumidor de forma global, y en China como estrategia anti-Xiaomi. Y de momento está funcionando muy bienHuawei estableció a finales de 2014 una estrategia a dos cabezas con la marca Honor. Utilizaría su gran verticalidad para crear smartphones de múltiples gamas y segmentos para atacar al mercado desde dos costados tradicionalmente distintos: venta online directa, y venta a través de operadoras. — Con Honor, Huawei persigue la estrategia de ventas directas online descargando del consumidor el sobrecoge del comercio minorista, y ofreciendo el soporte completo. Con los smartphones bajo la denominación Huawei ofrece a operadoras y comercios un abanico completo de dispositivos. No solo tablets o smartphones, también en dispositivos corporales con uno de los mejores Android Wear del mercado, el Huawei Watch.

ventas smartphones huaweiHonor representa ya casi la mitad de las ventas de HuaweiDel millar de marcas, literalmente, que ponen smartphones con Android en el mercado, Huawei es la que tiene una mejor proyección de crecimiento para 2016.

Los objetivos deberían ser conseguir una mayor parte del mercado estadounidense —principalmente con ventas de smartphones a través operadores regionales y la venta online de Honor—, mantenerse como líder en China que empieza a asentar el mercado tras el tirón de ventas con 4G, y mantener una fuerte presencia en Europa, donde tendrá difícil liderar el mercado, pero está haciendo un gran esfuerzo publicitario.

No superará a Samsung en ventas totales en 2016 —salvo catástrofe de la coreana—, no sin romper la gran presencia de Samsung en Norteamérica, Latinoamérica, Oriente Medio y África, y aunque el ascenso en China no pueda ser comparado por singularidades concretas, se ha demostrado que muchos actores potentes pueden dejar de serlo en cuestión de dos años fiscales.

La proyección de smartphones de Huawei, en ambas marcas, es digna de mención. Muchas de estas ventas se deben a Honor, que pasó de un millón a 20 millones de unidades vendidas en 2014, y hasta los 40 millones en 2015. El sorpasso a Xiaomi, global y local chino, no ha tenido precedentes. Xiaomi se había planteado una meta para 2015 de 108 millones de smartphones, que no ha podido cumplir, como tampoco una estrategia de expansión. Huawei ha utilizado su mayor capacidad logística para hacerlo realidad, y de camino se ha comido gran parte del mercado de Xiaomi en China.

Los mercados en desarrollo, aún dominados por Samsung, serán los que decidirán la batalla en ventas globales en 2016. La evolución Huawei, Samsung y Xiaomi en India, Indonesia, Malasia, Nigeria, Brasil, Filipinas, Vietnam, México y Turquía. Sin olvidarnos de actores locales, especialmente importantes para los mercados indio, filipino y europeo. Que pueden compensar con mejores acuerdos y conocimiento del mercado local, o incluso contar con el apoyo, en cierto sentido tácito, de los consumidores nacionales.

Verticalidad total

La compañía vertical por excelencia es Samsung. Capaz de fabricar desde los barcos en los que se transportan sus productos, programar el sistema operativo que llevan, diseñar su procesador y crear un conglomerado de tiendas que lo ponen a disposición del cliente.

Pero Huawei no se está quedando atrás. Aún depende en exceso en su software de terceras partes, especialmente Google, pero parece encontrar mejores formas aún de establecerse y hacerse desear por los consumidores que vía diferenciación de sistema. Lo cual es un punto clave a intentar solucionar, siempre habrá otros que puedan hacerlo más rápido, más barato.

La fabricación de sus propios procesadores permite a Huawei adaptar mejor sus terminales en precio y rendimientoHuawei apuesta por verticalidad en gran parte del hardware, en especial sus chips Kirin. Aún hay una diferencia de rendimiento entre sus gamas y los diseñados por Apple, Samsung o Qualcomm, pero Huawei avanza a buen ritmo, y les permite ajustar muchas características a las necesidades específicas de cada terminal y mercado. Lo cual puede ser más caro que barato en algunos momentos, pero suele acabar siendo una apuesta más que rentable.

Hay mucho por mejorar aún en EMUI, pero ya es una interfaz agradable y con buenas mejoras sobre Android puro. Huawei nunca ha destacado en diseño e interfaces de software, y aunque los consumidores chinos tienen preferencia marcada por FlymeOS (de Meizu) o MIUI (de Xiaomi), tampoco tiene el bagaje TouchWiz (de Samsung) que tiene asignados varios adjetivos en la mente de los consumidores.

Conclusiones

Huawei adquiere muchas notas del cuaderno de ejercicios de Samsung, y se establece como uno de los actores más verticales en el mercado de smartphones, pero con la inmejorable ventaja de tener un gran aliado en sus unidades de negocios establecidas en telecomunicaciones.

Las preocupaciones para Huawei deberían de venir por parte de la diferenciación, si sus chip Kirin no consiguen acercarse más a los que mejor rinden, o no puede establecer uno o varios componentes propios que marquen distancias, podría ver como otros actores se hacen con su cuota mientras Huawei lucha por la cuota de otros grandes jugadores del mercado.

Te recomendamos

Puedes intercambiar opiniones con otros lectores de Hipertextual en nuestro canal de Slack. (¿Por qué ya no hay comentarios?)