¡Síguenos!

Tres bloggers han sido asesinados en Bangladesh durante este año por extremistas religiosos a causa de sus opiniones. Sus nombres aparecían en una larga lista de 84 personas elaborada por un grupo de clérigos musulmanes conservadores y remitida a un comité especial del gobierno bajo la acusación de ser "ateos" y de escribir contra el Islam.

Este comité, formado especialmente por el Ministerio de Interior con la finalidad de monitorizar a los blogueros y usuarios de Facebook que hiciesen comentarios despectivos sobre el Islam, fue un nuevo paso de una política de persecución que ya tenía antecedentes: en 2013, la Comisión Reguladora de Telecomunicaciones de Bangladesh exigió a Somewhereinblog.net, la plataforma de blogs más grande del país, retirar cuatro blogs de la Web.

Durante las protestas de Shahbag en 2013 (un movimiento encabezado por bloggers y activistas en línea que buscan la pena de muerte para las personas que cometieron crímenes contra la humanidad en el marco de la Guerra de Liberación de Bangladesh de 1971), tres blogueros fueron detenidos acusados de blasfemia, y sus teléfonos móviles y dispositivos electrónicos fueron confiscados. Asimismo, la popular plataforma de blogs Amarblog, que cuestionó las peticiones de remoción de contenido y las solicitudes de información del gobierno bangladesí, fue bloqueada por completo al tiempo de las protestas.

Sólo entre febrero y mayo, han sido asesinados el bloguero norteamericano de origen bangladesí Avijit Roy, el bloguero Washiqur Rahman y el escritor científico y bloguero Ananta Bijoy Das. En total, cinco de las personas que aparecían en la lista han sido brutalmente asesinadas en público desde 2013, en actos que han sido reivindicados como propios por grupos extremistas.

¿Es delito ser ateo en Bangladesh?

Aunque Bangladesh es una democracia parlamentaria laica, en la cual los ateos tienen los mismos derechos que cualquier otro ciudadano, y no existe una ley sharia o una ley sobre la blasfemia, según su código penal cualquier persona que tenga una intención "deliberada" de "herir los sentimientos religiosos" puede ser condenada a la cárcel. Aquellas personas que se han enfrentado a los partidos políticos religiosos han sido atacadas por extremistas religiosos reiteradamente durante la última década, y el gobierno de Bangladesh ha hecho entre poco y nada por desalentar estos ataques o por castigar a los culpables de estos crímenes.

bloggers de Bangladesh

El problema con la censura es XXXXXXXXX. Fotografía de Cory Doctorow bajo licencia CC BY SA 2.0

En días recientes, la comunidad de bloggers y traductores Global Voices se pronunció al respecto, en un llamado por la seguridad de los bloggers en Bangladesh, donde declaran:

Estamos sumamente preocupados por la seguridad de los blogueros bangladesíes tanto dentro como fuera del país. Condenamos los asesinatos de los blogueros Ananta Bijoy Das, Ahmed Rajib Haider, Washiqur Rahman y Avijit Roy y exhortamos a las autoridades para que garanticen que los responsables de estos asesinatos sean sometidos a la justicia. Y le pedimos a nuestros aliados en la comunidad internacional de derechos humanos que se sumen a nuestro llamado, y que colaboren para garantizar la seguridad de quienes se encuentran en peligro.

Algunos meses atrás, la comunidad también publicó un comunicado condenando el encarcelamiento de blogueros, periodistas y activistas en todo el mundo, junto con una larga, aunque necesariamente incompleta, lista de 103 nombres de personas encarceladas por gobiernos o retenidas por extremistas por ejercer su derecho a la libertad de expresión. El comunicado señala:

Como estas personas ─muchos de los cuales son nuestros amigos y colegas─ creemos en el derecho y el poder de la libertad de expresión para impulsar el cambio, inspirar la cooperación y resolver conflictos. Sin embargo, este poder no puede concretarse sin la protección del derecho humano universal a la libre expresión.

En todo el mundo, la libertad de expresión en línea enfrenta amenazas constantes de gobiernos, grupos de poder y empresas, desde las más evidentes hasta las más sutiles, como propuestas legislativas o medidas burocráticas. Entretanto, organismos internacionales como la ONU y la OEA han reiterado que la libertad en Internet es un aspecto fundamental, no sólo del ejercicio de la libertad de expresión, sino de los derechos de organización política, acceso a la información y al conocimiento, y finalmente de la construcción de una sociedad que pueda denominarse a sí misma como democrática.

Recomendados

Comentarios