Internet es un lugar donde la información llueve en todos lados, pasar mucho tiempo frente a un ordenador o a cualquier gadget que nos conecte a la red puede terminar convirtiéndose en algo abrumador, y muchos comenzamos poco a poco a hacernos dependientes de la inyección diaria de hechos útiles o totalmente irrelevantes, hasta se inventaron un síndrome para describir lo que se siente cuando no se está conectado al flujo de información constante: FOMO, mejor conocido como fear of missing out (miedo de perderse algo). Si no eres un robot, de seguro vas a necesitar algo de ayuda para manejar tantos datos, para eso existen herramientas como el ultra popular Pocket que sirve para guardar y mirar después todo tipo de contenido en la web.

Pocket hace de “bolsillo”, uno donde guardas todos los artículos que no puedes leer ahora mismo, para luego regresar a ellos cuando sí tengas el tiempo, sin miedo de que desaparezca en la avalancha de información y enlaces que se comparten día a día en Facebook, Twitter y demás redes sociales. Para mi, Pocket es indispensable y me da mucha lectura en momentos de silencio, como antes de dormir o mientras estoy en la cola del banco. Se puede usar simplemente para guardar artículos, o bien se le puede sacar provecho extra con algunos trucos.

Usando recetas IFTTT

iffft y pocket

IFTTT siempre es una excelente forma de automatizar todo lo que hacemos en Internet y por supuesto Pocket no se queda por fuera. Con algunas recetas que ya están en línea se puede mejorar el uso de Pocket muchísimo más, especialmente si quieres mantener un poco de orden en la lista que tienes.

Guarda lo que quieras sin importar donde lo estés leyendo

trucos para pocket

Pocket tiene aplicaciones para todo tipo de dispositivos, lo que hace que sea muy fácil guardar enlaces para leer después. Además, se integra con muchas otras apps gracias a su API pública. Así que, si estás en el navegador puedes usar la extensión de Chrome que te deja guardar todo lo que leas en ese momento en un simple clic. También hay plugins disponibles para Firefox y para Opera; o bien puedes usar el bookmarklet que va bien en la barra de favoritos de cualquier navegador. Si estás en un teléfono móvil tampoco habrá problema porque hay aplicaciones para Android, iOS y soluciones para Kindle Fire, Blackberry y Windows Mobile.

Otro truco que muchos no saben es que si has recibido algo en tu correo electrónico que quieres guardar en Pocket, puedes reenviar el mensaje a add@getpocket.com. La primera vez necesitarás confirmar tu dirección de e-mail (que debe ser la misma que usas en tu cuenta de Pocket), pero luego será todo automático. Si quieres algo más intuitivo, puedes instalar el cliente de correo CloudMagic que tiene versiones para iOS y Android y permite enviar todo a Pocket y a otros servicios rápidamente.

Finalmente, si quieres el power user definitivo de Pocket, existe una extensión para Chrome llamada Batch Save Pocket que te permite guardar varios enlaces a la vez simplemente seleccionando texto. Además, podrás colocar tags si los necesitas para mantener mejor organización.

Personaliza la lectura tanto como puedas

trucos para pocket

Aunque el diseño por defecto de Pocket en todos los dispositivos y en la web es de color blanco, puedes hacer algunos cambios para que tus ojos descansen, especialmente para aquellos que leen en la noche. Hay dos versiones más: una oscura con el fondo negro, y otra de color sepia. Para hacer cualquiera de estos cambios tienes que abrir un artículo para leer y buscar el botón “AA”, en la versiones móviles se encuentra en las opciones, y en la versión web está en el menú superior.

Las versiones móviles de Pocket también tienen otras dos características buenas: cambiar el brillo de la pantalla (ubicado en “Opciones de aspecto”) y escuchar los artículos, en caso de que no quieras leer, con la posibilidad de cambiar el idioma dependiendo de cuál esté escrito el artículo.