Uno de los puntos intrigantes del documental de Netflix No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas es que explora un tema complejo con sencillez. Y que tampoco exige conocimientos previos. Eso a pesar de que se trata de un recorrido por todo lo relacionado con las criptomonedas, el mundo de bitcoin y también la obsesión por los NFT.

En conjunto, el largometraje está más interesado en explorar la idea sobre lo retorcido que puede resultar un espacio novedoso para inversión. Además, sus espacios oscuros y la amenaza que conlleva un tipo de inversión cuyas reglas no están del todo claras. 

Por supuesto, la fórmula se trata de un riesgo. Narrar un crimen  en el mundo de la moneda virtual y sus consecuencias implica exigir ciertos conocimientos al espectador. Pero No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas involucra a la audiencia en un punto común. Después de meses de documentales y docuseries que muestran sistemas de desfalco y crímenes de manipulación, la propuesta de Netflix analiza el tema de forma directa.

La historia que narra comienza por la idea en general de la influencia de un mercado por el momento abierto a la reinterpretación legal y financiera. También su ámbito de influencia a futuro. Pero más allá de los puntos de conocimiento básico, el real interés del argumento es analizar el crimen en un nuevo espacio. Y hacerlo, enumerando con cuidado la forma en que se integra a una dimensión desconocida del fraude financiero. 

No obstante, en el centro de toda la propuesta se encuentra una personalidad misteriosa. No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas analiza cómo el multimillonario de criptomonedas Gerry Cotten logró manipular y sostener una fortuna en base al engaño. Y después crear una intriga alrededor de su vida  — y más bien su muerte — para disponer de fondos ilícitos. La extravagante historia con todos los puntos de una historia de suspenso, es tan desconcertante como retorcida. Y el documental la relata con una cuidadosa mirada al engaño que sorprende por su eficacia e ingenio. 

La historia de un desfalco que nunca existió 

Gerry Cotten creó la empresa QuadrigaCX con la intención de normalizar el uso de la moneda virtual a un nuevo nivel. Y de inmediato, la convirtió en la más grande de Canadá. No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas relata el escenario sin perder de vista la novedad y data reciente de la historia.

Los primeros diez minutos del documental son un recorrido elegante a través de cómo un nuevo mercado financiero puede imponerse a otros. Y en especial, el volumen de las cifras que se manejan al margen de verdaderas regulaciones.

El documental encuentra sus mejores momentos, cuando relaciona el misterio alrededor de Cotten y las investigaciones de sus víctimas por descubrirlo

Pero de inmediato, el documental pasa a un punto familiar para buena parte de la audiencia. Cuando el Bitcoin comienza a colapsar, lo que parecía el negocio perfecto lo hace también. No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas analiza la idea de la caída y depreciación de la moneda mostrando la urgencia real del suceso. También, la forma en que un suceso semejante es imprevisible para la mayoría de los inversores. Pero el argumento del documental sigue entonces, la caída de Cotten y después su muerte. El film analiza ambos sucesos como una sola estructura. Y aunque evita emitir opiniones deja entrever la forma en que los inversores asumen la relación entre un hecho y otro. 

Es entonces cuando No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas comienza su recorrido. Y además, sostiene un diálogo de enorme interés con el hecho de la estafa moderna. ¿Es real la muerte de Cotten? ¿Cómo eludir los controles en un mundo hipercomunicado para lograr una estafa maestra? ¿De qué forma entender la habilidad de un estafador que juega reglas todavía no escritas ni tampoco claras?

El documental encuentra sus mejores momentos, cuando relaciona el misterio alrededor de Cotten y las investigaciones de sus víctimas por descubrirlo. También, las condiciones que elabora la masiva investigación hacia algo más elaborado y concluyente. ¿Puede salirse con la suya un estafador en el ámbito virtual? 

Al final, una pieza rota en No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas

No confíes en nadie: Tras la pista del rey de las criptomonedas no culpa a los inversores de Cotten por su confianza en el sistema de la empresa. Tampoco emite juicios sobre el bitcoin o cualquier idea relacionada. Con una habilidad prodigiosa, el director Luke Sewell analiza el hecho que el mundo de las inversiones virtuales es tan peligroso como cualquier otro.

Claro está, en noventa minutos es poco lo que el documental puede profundizar sobre un universo novedoso. Y quizás, uno de sus puntos más bajos es no tomar algo de tiempo para analizar la relevancia del Blockchain y la criptomoneda.

Aún así, se trata de una idea clara sobre el interés del programa. Son las víctimas las que muestran el rostro y dan su versión. También, las preocupadas por analizar el peligroso mundo de la criptomonedas. Y ese énfasis en lo humano, es quizás lo que hace tan eficaz su propuesta.