En octubre del año pasado conocíamos el primer caso en España de la llamada ameba comecerebros. La niña, de apenas 10 años, se había contagiado en marzo en una piscina pública, pero tras la detección de qué era lo que le ocurría pudo sobrevivir a una enfermedad que tiene una mortalidad del 95% de los casos estudiados. Sin embargo, ¿qué es la ameba comecerebros? ¿Cómo se puede tratar? ¿Cada vez hay más casos o es que tenemos más herramientas para reconocerla?

Naegleria fowleri es el nombre de una "ameba de vida libre con capacidad patógena" ya que "afecta al sistema nervioso central causando una encefalitis (inflamación del cerebro) denominada Meningoencefalitis Amebiana Primaria", según explica a Hipertextual el doctor Jacob Lorenzo-Morales, director e investigador del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias (IUETSPC). Además, Lorenzo-Morales participó en la detección de la niña.

A esta ameba "le gusta las aguas poco profundas y con poco movimiento. Pueden vivir a temperaturas desde los 20 grados, pero prefieren aguas cálidas entre 30 ºC y 42 ºC", explica Lorenzo-Morales. Además, "si existe Naegleria fowleri en aguas de recreo, al zambullirse o realizar otro tipo de actividades" existe el riesgo de que entre el "agua por la nariz con amebas". "Una vez en el epitelio nasal, las amebas migran hacia cerebro y lo degradan, se lo comen básicamente, de ahí su nombre", añade el doctor.

Diagnóstico, síntomas y tratamiento

Wesley Wilson (Pexels)

Para poder diagnosticar a esta niña, pero también cualquier otro caso, Lorenzo-Morales explica que las pruebas necesarias son "cultivo y PCR (análisis de ADN) de muestras del paciente, normalmente líquido cefalorraquídeo, o si es del ambiente de aguas", indica.

Sobre el caso de esta niña superviviente a la ameba comenta que para dar con la respuesta se buscaron bacterias en el líquido cefalorraquideo, pero al dar negativo "se pensó en amebas debido a que la niña iba frecuentemente a una piscina climatizada", indica. "De ahí que sospecháramos Naegleria fowleri y se iniciaría diagnostico y tratamiento. En este caso con éxito", comenta.

Los síntomas son los "típicos de una encefalitis" como por ejemplo "dolor de cabeza, fiebre, rigidez de cuello. Cuando avanza la enfermedad los pacientes pueden sufrir alucionaciones o convulsiones", explica Lorenzo-Morales a Hipertextual.

Pero ¿tiene tratamiento? Al tratarse de una ameba, un protozoo, y no una bacteria en estos momentos "el tratamiento es experimental y requiere el empleo de una combinación de fármacos tales como miltefosina y amfotericina B, entre otros", explica a Hipertextual Lorenzo-Morales.

¿Están aumentando los casos o solo es que ahora somos capaces de dar con ella? Ante esta pregunta, el doctor lo tiene claro: "Ambas cosas". "Con el calentamiento global, las aguas son más cálidas y permiten que la ameba se encuentre cómoda", por un lado, pero "también ha mejorado el conocimiento sobre estos patógenos y ya se piensa más en ellos aunque aún queda mucho por hacer", concluye.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.