Las gafas de realidad aumentada de Google fueron, en su primera versión, uno de los elementos más prometedores del momento, ofreciendo un adelanto de lo que esta tecnología sería capaz de aportar a nuestro día a día a través de un elemento que resultaba tan sencillo en apariencia. El uso de las mismas para el público medio, sin embargo, nunca llegó a despegar, tornándose la expectación inicial en un desdén gradual que dejaron a estos dispositivos en cajones, anticuados y sin razón de ser. Pero las Google Glass no han muerto, aunque no las hayas vuelto a ver por la calle o en eventos de índole tecnológica.

Google anunciaba hace apenas unas horas la llegada de las Glass Enterprise Edition 2, que no son sino una versión renovada del modelo presentado en 2017 y que, como su propio nombre indica, se centran en dar servicio a las empresas y las necesidades de estas donde la realidad aumentada sí es de utilidad. Estas han ayudado a empresas de todo tipo "desde la logística hasta la fabricación y los trabajos de campo", asegura Google, "a hacer su trabajo de manera más eficiente al proporcionar un acceso manos libres a la información y las herramientas que necesitan para completar su trabajo".

Google Glass Enterprise Edition 2

Las nuevas gafas destacan de manera especial por incorporar en su interior un nuevo motor de inteligencia artificial y el procesador dedicado Snapdragon XR1 de Qualcomm. Esto permitirá que el dispositivo adquiera más potencia, presente un mejor desempeño y tenga acceso a las últimas capacidades relacionadas con aprendizaje automático.

Además, Google ha estado trabajando en esta ocasión con la firma Smith Optics para crear un accesorio de protección para las mismas, el cual puede ser puesto o no en los laterales de las gafas si el entorno en el que se está trabajando con ellas así lo requiere. Un añadido aún más significativo es que este modelo llega con USB de tipo C, adaptándose así a los estándares de la industria.

Las Google Glass Enterprise Edition 2 hacen acto de presencia con Android Oreo en su interior, añadiendo así infinidad de posibilidades a la hora de ampliar el desarrollo de software para ampliar su uso. Cuentan con una cámara de 8 megapíxeles, una batería de 820 mAh, un altavoz, tres micrófonos, son resistentes al agua y polvo y su peso es de 46 gramos.

Las nuevas gafas se pueden adquirir de manera exclusiva a través de los socios con los que trabaja Google para desarrollar las utilidades del accesorio, no estando disponibles al público general. Su precio es de 999 dólares.

👇 Más en Hipertextual