Duncan Jones (Moon, 2009; Source Code, 2011; Warcraft: El Origen, 2016) llega a Netflix por todo lo alto. El director, también conocido por ser hijo del popular cantante David Bowie estrena película este mismo mes con un resultado que evoca en lo visual, y de qué manera, a Blade Runner. La cinta, descrita por el propio Jones como una "secuela espiritual" de su primera obra contará con Alexander Skarsgård, Paul Rudd and Justin Theroux como actores principales.

El escenario en el que se desarrolla en el Berlín de 2052, imaginado de una manera futurista donde se adivina que las sombras estarán mucho más presentes que las luces. Esta historia de ciencia ficción se centrará en la búsqueda de la novia del protagonista, un camarero de bar mudo, que ha desaparecido de manera misteriosa. Según nos deja adivinar el tráiler, el camino para encontrarla no será especialmente fácil.

Otra producción propia más

La película se suma así al cada vez más extenso catálogo de producciones propias de Netflix, un ámbito en el que están poniendo especial empeño con el fin de lograr crear una brecha importante frente a la competencia en términos de cantidad, pero también de calidad. El servicio de contenido en streaming de Reed Hastings se posiciona con cada nuevo estreno como un referente en el sector por la capacidad de la compañía para aportar un valor diferencial que otros, de momento, no han conseguido igualar.

En esta búsqueda de producciones de calidad, el filme de Jones encaja a la perfección con los planes presentes y futuros de Netflix. Habrá que esperar hasta el próximo día 23 de febrero, fecha del estreno global en la plataforma, para poder opinar acerca del resultado.

👇 Más en Hipertextual