El mayor filtrador de datos acerca del próximo iPhone está resultando ser, quién lo diría, la propia Apple. A través del firmware del altavoz inteligente de la compañía, las últimas semanas hemos podido asistir a un aluvión constante de características y especificaciones acerca del próximo buque insignia de la empresa californiana que aún dura. Los datos revelados hoy arrojan algo de luz sobre una de las características que más dará que hablar en el iPhone 8: el botón virtual.

Con el diseño del terminal ya confirmado, como quien dice, el interrogante de cómo se ejecutarán las acciones que actualmente se pueden realizar a través del botón de inicio también se van despejando poco a poco. Ya sabemos que es muy probable que el desbloqueo del dispositivo se realice mediante reconocimiento facial y, ahora, que habrá con casi total seguridad un botón virtual que haga las veces de opción para volver a la pantalla de inicio.

Steve T-S comentaba en un tweet hace unas horas algunas de las novedades que se habían descubierto a través del mencionado HomePod. Haciendo caso a las mismas, el botón de inicio podrá ser redimensionado (queda por ver si de manera automática o a gusto del usuario), no alterará su color en función de lo que se mostrase en la pantalla y se ubicará en una zona donde podrán ser ejecutadas más acciones.

La mayor incógnita por despejar ahora es cuál será exactamente el comportamiento de ese botón virtual cuando estemos dentro de una aplicación. ¿Desaparecerá o, como se prevé en otros casos, habrá siempre una parte de la pantalla que quedará reservada para estas acciones? Las respuestas llegarán en septiembre, si es que el HomePod nos reserva algún secreto para entonces.