Adelantándose a los principales lanzamientos del año y con **el objetivo de mantener viva la débil llama de HTC en la industria, llega el HTC U Ultra**, un teléfono de 5.7 pulgadas que representa lo mejor que HTC puede ofrecer en el segmento *premium*.

Este nuevo teléfono **rompe los moldes de la familia HTC One y apuesta por el cristal en las zonas anterior y posterior.** La compañía ofrecerá una versión *premium* del U Ultra con cristal de zafiro, el cual ofrece una mayor resistencia a impactos y arañazos que otros cristales tradicionales. De hecho, fabricantes como Apple ya empleaban este tipo de cristal para recubrir elementos críticos como la cámara fotográfica o el lector de huellas dactilares.

Un diseño renovado y un músculo de la segunda mitad de 2016. El HTC U Ultra podría quedar en desventaja técnica muy pronto.

El músculo del HTC U Ultra **está compuesto por un SoC Qualcomm Snapdragon 821 y 4 GB de memoria RAM**, un duo muy solvente y eficiente energéticamente. No obstante, los principales teléfonos de 2017 llegarán, casi con total seguridad, con modelos más avanzados de la serie Snapdragon (como el recién presentado Snapdragon 835), lo que dejaría a la propuesta de HTC en una ligera desventaja técnica.

La pantalla SuperLCD 5 de este nuevo teléfono alcanza las 5.7 pulgadas de tamaño, así como la resolución QHD. Pero lo más interesante se encuentra justo encima de la pantalla, donde **el fabricante ha montado un segundo panel de dos pulgadas** en el que se mostrarán notificaciones, recordatorios, accesos directos y controles multimedia. Una propuesta similar a la que fabricantes como LG ya incorporaron en los V10 y V20.

La cámara principal apenas muestra novedades. **El conjunto es el mismo que en su predecesor**: 12 megapixeles de resolución, estabilización óptica de imagen, una apertura de f/1.8 y enfoque láser. La única novedad es la inclusión de un sistema de auto enfoque PDAF.

La batería del teléfono alcanza los **3.000 mAh** de capacidad, la grabación de vídeo llega hasta 4K (con audio 3D) y ofrece todo tipo de conectividad: USB Type-C con Quick Charge 3.0, Bluetooth 4.2, Wi-Fi, NFC, GPS, GLONASS, etc. También cuenta con un lector de huellas dactilares y se desprende por completo del *jack* de 3.5 milímetros para auriculares y dispositivos de audio.

El HTC 10 apuesta por la inteligencia artificial como punto diferencial. También hace uso de la voz como método de autenticación biométrico.

El teléfono **estrena un nuevo sistema de reconocimiento de voz y asistencia virtual conocido como HTC Companion**. Este *software* aprende de los hábitos del usuario y ofrece diversas recomendaciones y notificaciones en función de los patrones y las necesidades. También ofrece un reconocimiento de voz *always-on* —basado en cuatro micrófonos— que ofrece respuestas más precisas y, además, sirve como sistema de autenticación biométrico.

El teléfono **se puede reservar en la web oficial por 749 dólares**. Las entregas, eso sí, se demorarán hasta el mes de marzo de 2017 en los principales mercados globales.