Grigoriev Ruslan/Shutterstock

Desde hace algún tiempo se sabe que la loca carrera por adelgazar los smartphones y miniaturizar todo lo que hay dentro de ellos tiene grandes rivales físicos, y el clásico jack de audio es el más grande en todos los sentidos. Por ello, verlo desaparecer de los terminales no es algo que pille a la industria por sorpresa, pero sí hace falta un estándar de calidad que sustituya al puerto y ofrezca una solución global. El USB Implementers Forum confía en USB-C para ello y ha publicado la especificación USB Audio Device Class 3.0.

Con él se pretende estandarizar el puerto USB-C como sustituto del jack de 3.5 mm, no sólo para su uso con adaptadores, sino para que los fabricantes de accesorios y auriculares también adopten la novedad. Aunque no lo parezca, al final es una solución parecida a la de los puertos propietarios que tenían smartphones y teléfonos sencillos antes de los terminales modernos: o auriculares propios o adaptador a jack.

La buena noticia de USB Audio Device Class 3.0 en USB-C es que soporta audio digital y audio analógico. Eso quiere decir que no hace falta conversor (DAC, o chip que convierte de digital a analógico) en el cable, sino que simplemente cambia el tipo de conector, pero la tecnología será exactamente la misma y el audio no se resentirá.

En el caso de auriculares más caros, como los Bluetooth, la salida digital por USB-C también puede utilizarse para evitar el adaptador mediante la inclusión del DAC en el propio accesorio, que tienen espacio para un buen chip que asegure la calidad, aunque el precio puede subir respecto a un auricular tradicional con puerto 3.5mm.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.