Crear la próxima generación de aplicaciones para el comercio y los pagos móviles. Bajo esta idea ha nacido el nuevo Innovation Center de VISA en Miami, con base en el primer centro creado por la entidad en 2014 en San Francisco.

La tecnología ha evolucionado y avanza cada vez más deprisa en un ecosistema en el que los jugadores más tradicionales se suman a los procesos más tecnológicos. Por esta razón, ampliar las instalaciones para que clientes, socios y desarrolladores de Latinoamérica y el Caribe se convoquen era más que necesario. Localización móvil, coches conectados, el Internet de las cosas... desarrollar la tecnología para facilitar el acceso a la tecnología es la clave.

Y detrás de esta conexión perpetua está la seguridad y una sofisticada tecnología que la sustente, sobre todo en lo que a creaciones de soluciones de pagos se refiere, este será el objetivo principal de este centro.

Más allá del token

Lo primero. ¿Qué es un token? Si le preguntásemos a un informático nos diría que son una serie de caracteres que, ordenados bajo el lenguaje de programación, identifican conceptos clave.

Pero la variedad de este tipo de sistemas es inmensa, y aunque parezca algo creado hace dos días, lo cierto es que su presencia data ya desde hace algunos años. Un token viene a ser algo "sin valor" que, simbólicamente, sustituye a otra cosa que sí lo tiene; y que por seguridad, se emplea para evitar que se acceda a datos más sensibles.

VISA Innovation Center en Miami.

Uno de los objetivos del Innovation Center es implantar la "tokenización" del mundo digitalY es que esta tecnología, que busca su presente, pasado y futuro en el Innovation Center de Miami, ha basado su éxito en la seguridad y en facilitar procesos de autenticación. Un número de cuenta primario, sustituyendo a nuestro número de cuenta real, sería uno de los primeros tokens creados. O, incluso, los electrónicos. Pequeños dispositivos que almacenan claves criptográficas, véase el ejemplo de las firmas o huellas digitales, y que ayudan a la seguridad de estos datos.

Estos sistemas, recientes pero ya anticuados, están en proceso de evolución. Se podría decir que se está produciendo una "tokenización" en el mundo digital y este proceso se está convirtiendo en un héroe invisible, que se hace cargo de miles de procesos necesarios pero que no tienen por qué ser visibles. ¿Qué pasaría si, en una evolución de su tecnología, los tokens neutralizasen la información sensible de pago dando la oportunidad de entrar a nuevos formatos en esta tecnología? Operadores que antes no podían entrar en el sector de los pagos podrían, a través de los tokens, realizar operaciones con los máximos de seguridad requeridos.

Creando comunidades para fomentar la seguridad

Parece absurdo, o incluso obvio, pero una de los desarrollos en los que ya se está trabajando en este joven Innovation Center es en el concepto de comunidad. FireEye o lo que es lo mismo, una comunidad para combatir ataques cibernéticos, busca ir de lo más sencillo a lo más tecnológico pero, sobre todo, encontrando soluciones factibles.

Centrándose en la idea de que la base de cualquier ataque es sacar datos confidenciales, tanto de empresas como de personas, han lanzado el Community Threat Intelligence. Prácticamente a diario, o a cada segundo, se suceden millones de programas que tienen la intención de irrumpir en la seguridad de los usuarios. Si un sistema actualizase los ataques a tiempo real, FireEye en este caso, las opciones para evitar los riesgos a los usuarios serían mucho más sencillas y directas.

La apertura de un nuevo centro de innovación de VISA en Miami, es síntoma de que la evolución, y el afloramiento de nuevas ideas, ha llegado con fuerza a toda la región. En poco tiempo podremos ver novedosos resultados relacionados con soluciones de pago, frutos del trabajo de este centro.