¡Vaya con el impresionante final de Juego de Tronos! Resulta impactante en casi todos los aspectos, desde una producción impecable con su atención al detalle; hasta la historia que, pese a todo, ha repuntado sin duda en esta sexta temporada pese a que el argumento ha rebasado ya con creces la historia de las novelas.

Ha quedado atrás el Juego de Tronos que pecaba de trivializar las violaciones en contra de las mujeres. Muy al contrario ha puesto a los personajes femeninos al frente de toda acción. Cada mujer en Juego de Tronos es líder de su propio frente. Impresionante este giro en la serie.

Más allá de esto, la serie ha estado mucho más que intensa. Nos ha regalado capítulos memorables; aunque, claro, tuvo sus capítulos lentos y de poca acción (o sangre) pero sin que tengamos mucho que reprocharle al final de los diez episodios que componen esta temporada.

Si no has visto la serie o el capítulo final no sigas leyendo: ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS.

King's Landing

En este último capítulo pudimos ver cómo se resolvieron muchas cosas para cada personaje. En primer lugar vimos el destino de muchos en King's Landing. El capítulo pasado vimos como Cersei preguntó por el fuego Valyrio y, tal como lo imaginábamos, hizo uso de él para su venganza. En una inquietante escena pudimos ver cómo la única que se dio cuenta que algo no estaba bien con todo el asunto en el Templo donde tenía lugar el juicio fue Margaery, pero todo le valió poco pues el fuego Valyrio hizo lo propio.

Toda la secuencia inicial estuvo hecha con una impecable narración visual y con una música que nos recordará solamente angustia... y venganza. Bellísima toda la primera escena hasta que vemos volar a todos los presentes en el juicio, a la reina Margaery, al High Sparrow y a todo el séquito. Mientras tanto, vemos como un atormentado Tommen es detenido en la puerta por Gregor Clegane sin que este pueda detener su salto por la ventana. Sin palabras.

Esta última decisión del rey Tommen resulta perturbadora, es la única que en verdad él ha tomado por sí mismo y es para escapar de la realidad que siempre lo ha rebasado. La reina madre, sin embargo, acostumbrada tal vez, (¿o preparada?) de perder otro hijo, el último, se mantiene tranquila; se mantiene en una pieza; se mantiene altiva cuando por fin la corona cae en su cabeza y se sienta en el Iron Throne.

Meereen

'Juego de tronos' 6x06 - HBO

Dany despide con el corazón apretado y el semblante impasible a su amante Daario Naharis. Él tiene la orden de su Khaleesi de quedarse a mantener la paz en esa ciudad mientras ella atraviesa el mar para reclamar (por fin) lo que, a sus ojos, es suyo: el Iron Throne.

En una conmovedora escena pudimos ver como Tyrion es condecorado como Hand of the Queen. Parece que este peculiar Lannister ha encontrado su lugar junto a la Madre de Dragones quien, por cierto, no nos ha dejado de sorprender.

Dorne

Foto: Macall B. Polay/HBO

¡Finalmente, Dorne! Por fin volvimos a ver a Ellaria Arena y sus hijas las Serpientes de Arena. Olenna Tyrell se encuentra con ellas, enlutada por su familia asesinada pero altanera con las chicas que mataron a su propio príncipe, Doran Martell. Lo que Ellaria tiene por sorpresa a Olenna es a el mismísimo Varys quien, como este le dijo a Tyrion, fue a buscar aliados (aliadas en este caso) para la Madre de Dragones.

Así que la alianza de las chicas de Juego de Tronos se ha urdido poco a poco, incluso cuando en el pasado se ha usado a los personajes femeninos como monedas de cambio.

Winterfell

Las cosas están acomodándose en el norte con un Jon Snow proclamado por los propios señores del norte como King in the North, el "Lobo Blanco". La genial Lady Mormont toma la palabra y les quita los humos alzados a los demás señores indicándoles que Jon es el rey y nadie atendió su llamado.

Por otro lado, en el fondo, moviendo todos los hilos se encuentra el ambicioso Petyr Baelish, sonriendo en lo bajo a Sansa que, practicamente, tiene en la bolsa. No ha hecho rodeos, él quiere el Iron Throne y la quiere a ella de su lado. Sansa lo rechaza pero él le recuerda que lo necesita para proteger lo que han conseguido hasta ahora.

Para quien las cosas no van bien es para la Mujer Roja, que luego de su impresionante secreto desvelado, ya no figuró mucho en la serie. Ser Davos la confronta con la figurita de Shireen Baratheon a medio quemar; le exige que explique frente a Jon qué fue lo que hizo con la pequeña. Ser Davos se enoja, se enfurece; lleno de angustia e impotencia le exige que diga lo que hizo. Tras revelarle la verdad a Jon este la corre de Winterfell y le promete que si regresa la colgará por asesina. Lo último que vemos de ella es que va en caballo alejándose de Winterfell.

The Twins

Foto: Macall B. Polay/HBO

El odiosísimo Walder Frey es puesto en su lugar desde muchos ángulos. En primer lugar por Jaime Lannister con el que trata de regodearse de su "victoria" al ver por fin caer a Riverrun y la casa Tully. Jaime le recuerda que no tiene por qué celebrar si él no ha movido un dedo.

Mientras los demás en el comedor comen y beben, sí, ese comedor siniestro donde se perpetró la Boda Roja, una chica se interesa por Jaime mientras le sirve vino. Él, que es ajeno a todas esas atenciones, se entretiene en conseguir mujeres para su acompañante, Bronn.

El ejercito de Jaime se retira de Los Gemelos pero no la chica sonriente que estuvo en el festejo. Ella vuelve a aparecer y le sirve de comer a Lord Frey; este pregunta dónde se encuentran sus hijos. En una escena más que aterradora, la chica le dice que ahí están sus hijos mientras que hay un salón vacío. Ella insiste en que los hijos del Lord están ahí y levanta la corteza del pastel de carne que le ha servido. Sí, lo más aterrador es evidenciar que los hijos del Lord realmente están ahí. Al pobre Walder Frey se le nubla la vista, se le vuelve el estómago y poco alcanza a saber de que la niña frente a él es Arya Stark quien le revela su identidad y le corta la garganta sin un ápice de duda, incluso, con una sonrisa imperturbable.

Mas allá del muro

Te has cagado encima, Bran Stark.

El tío Benjen deja a Bran en un lugar sagrado; a los pies de un árbol Arciano. Bran toca el árbol y puede ver por fin lo que sucede en la Torre de la Alegría, en el combate de su padre, Ned Stark, que presenciaría junto al Cuervo de los Tres Ojos. Ned se enfrenta a Howland Reed. Ned sube las escalinatas de la torre y encuentra a Lyanna Stark en la cama, llena de sangre; ella le susurra algo al oído y luego muere. Bran presencia todo. Lo que aquí se acaba de esclarecer es lo que por tanto tiempo los fans han pensado, Jon no es el hijo bastardo de Ned, sino el hijo de Lyanna y Rahegar. Sí, por las venas de Jon corre la sangre de los Targaryen; más aún: corre la sangre del verdadero heredero del Iron Throne.

Narrow Sea

Una tremenda flota navega el mar que separa Westeros de Essos. Los Siete Reinos están por recibir a Daenerys Targaryen que reclamará su trono. El que fue arrebatado hace tanto tiempo por el Robert Baratheon. A su lado va todo su Khalasar, los Greyjoy, sus dragones, por supuesto, y un Varys sonriente, lo que significa que a la lucha se han unido las mujeres de Dorne.

El invierno

Recordemos que la lucha no es solo por el Iron Throne, es por la vida misma como la conocen los hombres. Y es que el Rey de la Noche está avanzando. El único personaje que lo señala es Jon, y es el más acertado. Sabe bien que la verdadera batalla no será al sur.