He de reconocer que tengo cierta debilidad para con los chicos de Grinding Gear Games. Hace algo más de dos años Path of Exile llegaba al mercado y un servidor caía embobado ante el trabajazo de un humilde grupo de alrededor de una docena de personas. Nos encontramos por aquel entonces un A-RPG que no solo no tenía nada que envidiarle al rey del género, Diablo III, si no que le pasaba la mano por la cara en multitud de aspectos. Todo ello siendo el mejor free2play, por justo y honrado, que haya jugado nunca.

Path of Exile es el A-RPG más profundo y el mejor free2play, por concepto, que conozco

Han pasado dos años y el profundísimo Path of Exile no ha hecho más que aumentar en tamaño y contenido, siempre con parches y actualizaciones totalmente gratuitas. Hoy, día 10 de julio, llega The Awakening, una gran expansión que además de añadir infinidad de contenido, retocará y cambiará aquí y allá para poner al día el proyecto y, en definitiva, mantener vigente uno de los exponentes del género hoy por hoy.

Sus principales novedades son, claro, el añadido del cuarto acto de la historia principal y un aumento considerable del demencialmente profundo árbol de habilidades de cada personaje. Además, la inclusión de las joyas, un nuevo tipo de objeto, servirá para dotar de más libertad, si cabe, a la hora de desarrollar nuestro personaje. Un juego que ha podido pasar desapercibido por lo humilde de su estudio pero que merece ser jugado por todo aquel aficionado del rol al más puro estilo Diablo o Torchlight. Todo ello, repito, sin tener que soltar ni un céntimo en ningún momento; podéis disfrutar de Path of Exile tanto en Steam como con su cliente propio.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.