Finalmente se confirma: Apple compra PrimeSense, startup israelí responsable del sensor 3D incluido en el Kinect de la Xbox. Tras meses de rumores y especulaciones, llega el esperado acuerdo entre ambas compañías. 360 millones de dólares han hecho posible esta noticia y ahora nos falta por saber cómo utilizarán esta tecnología en los futuros productos que vayan materializándose.

Un portavoz de Apple (Kristin Huguet) ha confirmado esta información a All Things D utilizando el texto modelo que se emplea para este tipo de ocasiones: "Apple compra compañía de tecnología más pequeñas de vez en cuando, y por lo general no hablamos de nuestros propósitos o planes".

Nos tenemos que remontar al mes julio para encontrar los primeros rumores que hablaban de este posible acuerdo, tal y como apuntaba un periódico de Israel. La cifra que se especulaba por aquellas fechas era inferior a la que finalmente acabó cerrando este acuerdo: 360 millones de dólares. En la última semana esos rumores fueron cogiendo más fuerza y se esperaba que esta noticia se acabase confirmando tarde o temprano.

La incógnita que queda por despejar es el uso real que Apple hará de esta tecnología, aunque el abanico de posibilidades es enorme. Lo primero que nos llega a la mente es una posible implantación en la televisión que la compañía estaría desarrollando. Por su parte, PrimeSense ha estado trabajando para incluir su tecnología en dispositivos móviles, algo que tiene mucho sentido y que podría añadir muchas funcionalidades en los productos con iOS.

Lo cierto es que los rumores acerca de una televisión de Apple llevan muchos meses dando vueltas y no acaban de materializarse. La compra de PrimeSense sólo hace avivar dichos rumores y seguramente en los próximos meses veamos como Apple sacará partido a esos 360 millones de dólares invertidos en muchos de los productos que vayan presentando.