OnePlus 7T
análisis

OnePlus 7T, análisis: potencia a raudales

- Sep 26, 2019 - 17:01 (CET)

Ficha técnica

OnePlus 7T

  • Pantalla: 6,55 AMOLED [2400 x 1080 píxeles]
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 855+
  • Almacenamiento/RAM: 128/8 GB
  • Cámara trasera: 48 f/2.2 + 12 f/1.6 + 16 f/2.2 MP
  • Cámara trasera: 16 f/2.0 MP
  • Batería: 3.800 mAh

OnePlus se ha ido posicionando, con cada nuevo smartphone puesto a la venta, como una de las mejores opciones en el panorama Android en su rango de precios. Fue algo que vimos especialmente a partir del OnePlus 6, lanzado hace ahora algo más de un año y que abría una senda para la compañía que encaminaba sus pasos hacia lo premium y la calidad a mayor nivel. Una expresión que se manifestó de manera clara hace unos meses con la llegada, por vez primera, de un modelo "Pro" de mayores capacidades, y que ahora se traslada en buena parte también a la variante base de la marca con el OnePlus 7T, objeto hoy de análisis.

El OnePlus 7T es la segunda iteración del año para el modelo de entrada de la marca, que nos tiene ya acostumbrados a realizar un lanzamiento en los primeros meses del año y otro más en la recta final. Un refresco de dispositivos bianual que le funciona muy bien a la marca por ser, precisamente, algo más que una simple actualización de componentes o de las especificaciones sobre el papel.

En este caso, las mejoras internas llegan de la mano de un importante cambio estético en su parte trasera con el que conseguir atraer la atención del consumidor –tanto es así que, como algo insólito en la firma, el CEO desveló días atrás la trasera del terminal, donde radican los cambios–, añadiendo atractivo al terminal. Una apuesta atrevida con la cual incentivar las ventas de cara a la campaña navideña y con la que no quedar enterrados bajo el alud de smartphones que han llegado o van a llegar a las estanterías en las próximas semanas, cuando casi todas las principales marcas del momento tienen previstos lanzamientos.

Lo que ofrece OnePlus con el 7T resulta meridiano: un teléfono que continúa agrupando la filosofía de la marca y que, bajo la combinación de hardware y software como pocos saben hacer a día de hoy, se plantea como uno de los más sólidos de la marca en términos generales y, salvando algunos detalles, uno de los más recomendables en el segmento en el que se ubica.

OnePlus 7T

Reforzando la línea de entrada

La estrategia seguida en esta ocasión en el caso del OnePlus 7T pasa por adoptar algunas de las características que hasta ahora quedaban reservadas para el modelo de mayor calibre, como es la triple cámara trasera. Lo hacen, casi, obligados por las tendencias del sector, donde Apple y su iPhone 11 Pro han sido los últimos en sumarse a la fiesta de un mercado que ya tiene a las tres y cuatro lentes posteriores como algo habitual.

No se han andado con chiquitas los asiáticos en esta ocasión, aprovechando la inclusión de la lente extra frente al OnePlus 7 para rediseñar el módulo de cámara al completo. Aunque lo fácil habría sido adoptar el ya visto en el OnePlus 7 Pro, con las lentes sucediéndose en vertical de manera discreta, la tecnológica redobla el peso visual de este componente encapsulando el trío en un formato circular bastante llamativo e imposible de ignorar.

De su parte trasera desaparece también cualquier destello o reflejo, pasando a un cristal mate que sienta muy bien tanto a la vista, si le preguntan a un servidor, como a la hora de sujetarlo. A esto último ayuda también su peso de 190 gramos que, sin ser demasiado liviano, sí lo convierte en manejable a una mano.

OnePlus 7T

La parte delantera es la que no ha cambiado ni un ápice respecto al modelo previo, con una pantalla de 6,55 pulgadas que conserva la resolución de 2400 x 1080 píxeles y 402ppp y el notch en forma de gota de agua en su zona superior. En él se encuentra alojada la cámara frontal, que permite cumplir tanto con su cometido fotográfico como con el de identificación facial para desbloquear el terminal. A este método de acceso se suma también un lector de huellas rápido como pocos en el mercado y con una eficiencia notablemente alta en cuanto a tasa de aciertos y errores se refiere. Dos sistemas que se complementan muy bien y que dejan poco que desear –un reconocimiento facial de mayor calidad, con sensores 3D, si acaso– cuando se trata de realizar una de las acciones más cotidianas con el dispositivo.

El OnePlus 7T se lleva un pequeño tirón de orejas, como ya ha ocurrido anteriormente, cuando repasamos la hoja de especificaciones y vemos que, efectivamente, no dispone de una resistencia al agua o al polvo certificada. Esto es, que será mejor alejarse de dichos elementos tanto como se pueda si uno quiere preservar el dispositivo en el mejor estado posible. Empieza a echarse en falta que la compañía ofrezca esta cualidad en sus terminales, especialmente cuando aspiran a competir contra los grandes del momento.

Un as en el día a día

En OnePlus 7T es, como cabía esperarse por la trayectoria de la marca, una máquina bien engrasada en lo que a su desempeño diario se refiere. Por una parte, encontramos el nuevo procesador de Qualcomm, el Snapdragon 855+, que no ha hecho más que llegar el mercado y que corona la oferta del fabricante de San Diego en su línea de SoC para smartphones. Por otra, está flanqueado por 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno para que no nos falte de nada a la hora de darle uso a la multitarea, jugar a cualquier título de la Play Store o almacenar archivos y fotos. Si a esto le sumamos el agregado de que su pantalla cuenta ahora una tasa de refresco de 90Hz, igual que el pasado modelo Pro, la experiencia resulta magnífica.

En su interior nos encontramos también con una batería de 3.800 mAh que, sin ser excelente, es suficiente para no tener que visitar el enchufe a mitad del día con un uso estándar. Si abusamos de reproducción de vídeo, juegos o tenemos una intensiva jornada fotografía, es probable que haya que darle un "chute" de energía intermedio. Para ello cuenta con la carga rápida Warp Charge 30T, que permite acercarse al 70 % de relleno del tanque en apenas media hora. No es este el modelo, tampoco, en el que la firma introduce la carga inalámbrica, que continúa estando ausente y que los asiduos de la misma echarán de menos.

OnePlus 7T

OnePlus 7T

Como mencionaba unas líneas más arriba, la cámara es uno de los aspectos que más protagonismo reclama en el OnePlus 7T, tanto por su nuevo aspecto como por las mejoras que conlleva, al menos sobre el papel. En ella se incluye un gran angular destinado a ampliar las capacidades fotográficas del terminal, además de la lente principal y un telefoto que alcanza el doble aumento (2x) sin pérdida de calidad. Incluye también un modo macro que permite tomar fotos con una distancia tan cercana como 2,5 centímetros.

Y pese a la predominancia que OnePlus ha querido darle a este aspecto, las sensaciones son mixtas al abrir la aplicación de cámara, disparar y contemplar el resultado obtenido. Buena parte de ello se debe a aspectos que ya vimos reflejados en el 7 Pro, como el excesivo realce de las sombras, que deja por el camino cualquier tonalidad intermedia que pudiera haber entre ellas en casos donde la luz incide directamente sobre una de las caras de un objeto. Por otro, ese extra de intensidad que hace las fotografías quizá más atractivas, pero menos realistas.

OnePlus 7T

No son las principales incomodidades que he encontrado al disparar, sin embargo. La más notable, y que sorprende ver en un terminal de estas características, es la inverosímil saturación que hace acto de presencia al hacer uso del telefoto, la cual se hace patente de manera muy notoria en los tonos verdes. Hacer uso de la lente gran angular o de la principal para hacer una foto a un paisaje con árboles o césped y pasar, posteriormente, al zoom 2x supone dar un salto a una dimensión paralela en la que el color verde es brillante hasta decir basta. En el resto de tonalidades también hay matices y se puede apreciar que ha habido un cambio entre lentes –mas allá del acercamiento–, pero sin ser tan dramático. Desconozco si esto será algo que la marca corrija posteriormente por software o si será algo permanente. Sea como sea, es algo que empaña la experiencia de uso de la cámara en gran medida.

No obstante, la cámara se comporta bien en general y también tiene aspectos especialmente buenos, como es el modo de disparo nocturno. Este puede suponer una diferencia radical a la hora de obtener un resultado aprovechable en ciertos casos y, en aquellos menos complicados, resuelve bien la escena con una correcta interpretación de las luces, enfocando aquellos detalles que se escapan en el modo estándar y, sobre todo, sin ofrecer un compuesto demasiado artificial. En un momento donde muchos dispositivos disponen de una opción de disparo nocturno y pocos consiguen completar bien el proceso que hay detrás del mismo, los resultados del OnePlus 7T son más que satisfactorios.

El gran angular sin modo noche sería imposible de usar en buena parte de las ocasiones. Con él activado, sin embargo, la cosa cambia bastante.

Puedes ver estas y otras imágenes a resolución completa en este álbum.

Conclusión

8.5
10

El OnePlus 7T es un terminal que aspira a dar un mordisco a las ventas de un segmento donde, como mencionaba al comienzo, hay cada vez más terminales y estos se parecen más entre sí. Con una pantalla de 90 Hz, el último procesador de Qualcomm y un Oxygen OS que supone un soplo de aire fresco frente a las capas de personalización del resto de fabricantes, la experiencia de llevar el terminal en el bolsillo y darle un uso diario es ciertamente buena.

La nota siempre es relativa, y dependerá de aquello que más valore uno. Para estar cerca de 2020, se hace cuesta arriba continuar viendo aspectos como la ausencia de carga inalámbrica, resistencia al agua o una cámara que sea consistente de verdad en todos sus modos.

No obstante, los aspectos positivos a la hora de valorar al OnePlus 7T como potencial compra creo que suman más que los negativos, y la firma ha conseguido tocar en muchos palos correctos con este terminal. Si las actualizaciones de software revitalizan sus puntos débiles en el futuro más próximo, será realmente complicado decirle que no.


Pros

  • Pantalla a 90Hz
  • Un procesador muy capaz
  • Modo noche sin extravagancias
  • Oxygen OS marca la diferencia

Contras

  • Sin carga inalámbrica
  • Sin resistencia al agua
  • Resultados inconsistentes con el telefoto