Facebook presentaba el pasado mes de junio Libra, su propia moneda virtual destinada a integrarse en aplicaciones como WhatsApp o Messenger y con la cual ofrecer servicios de transacciones monetarias alrededor del mundo. Para ello, anunció que contaría con el respaldo de la Asociación Libra, un grupo de compañías que ayudarían a la firma de Mark Zuckerberg en el desarrollo del proyecto. Algunas de estas, como Mastercard y Visa, sin embargo, podrían finalmente dar su negativa al proyecto.

Lo revela The Wall Street Journal en un artículo donde cita a personas cercanas al caso, asegurando que las dos empresas mencionadas y otras (sin especificar) estarían reconsiderando su participación en Libra y evitando realizar declaraciones públicas para mostrar su apoyo al proyecto. En buena parte esto se debería a la gran oposición inicial que el movimiento de Facebook ha encontrado por parte de bancos centrales de diferentes países, la Unión Europea y desde el mismo Estados Unidos.

La Asociación Libra

Inicialmente, Visa y Mastercard se incluían dentro de los socios que ayudarían a desarrollar la red de pagos –o que jugarían un papel importante en este ámbito del proyecto–. Junto a ellos, compañías como Lyft, Uber, eBay, Spotify o Grupo Vodafone también figuraban entre las firmas de la Asociación Libra. El próximo día 14 tendrá lugar una reunión en Ginebra (donde se ubican las oficinas de la misma) para nombrar a los miembros de la junta directiva.

Desde Facebook son plenamente conscientes del rechazo que origina Libra y, según unos audios filtrados en los que se escucha a Zuckerberg hablar del proyecto, en parte "se lo esperaban". A la luz de los recientes acontecimientos y del artículo publicado por el WSJ, David Marcus, CEO de Libra, exponía en Twitter:

Un cambio de esta magnitud es difícil y requiere coraje y será un largo viaje. Para que Libra tenga éxito necesita miembros comprometidos, y aunque no tengo conocimiento de planes específicos de organizaciones para no dar un paso adelante, el compromiso con la misión es más importante que cualquier otra cosa.