Tesla tendrá que ir a juicio para que sea un letrado quien decida si se dieron situaciones de abuso contra dos trabajadores extranjeros que denunciaron a la empresa en base a irregularidades que decían haber sufrido en la fábrica que la compañía tiene en Fremont, California, conocida por ser el punto candente de la producción del Model 3. Esto fue hace dos años, pero no ha sido hasta ahora cuando un juez ha decidido desestimar las alegaciones del fabricante y dar paso al juicio.

Una decisión que, desde luego, no llega en el mejor momento para la compañía a nivel interno, teniendo aún muy reciente el acuerdo al que llegaron la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos y Elon Musk el pasado sábado por el cual el CEO tendría que abandonar su puesto de presidente del consejo de administración, además de pagar una multa y adherir a dos nuevos directores independientes al órgano ejecutivo. Esta decisión del juez amarga también la dulce situación que comunicaba ayer la compañía, y que contrasta con el asunto de su CEO, anunciando una producción del Model 3 el pasado trimestre que cumplía con los objetivos marcados.

Tesla cumple su objetivo de producción del Model 3: la compañía acaricia la rentabilidad

Largos turnos y amenazas de deportación

Es precisamente la fábrica donde se ensambla este vehículo, como se ha mencionado, donde tuvieron lugar los hechos que denunciaron en 2016 el esloveno Gregor Lesnik y el polaco Stjepan Papes. Ambos fueron enviados a California por ISM Vuzem, subcontratista de Tesla, no siendo la primera vez que la planta de Fremont se encuentra en el foco de atención en relación a la calidad laboral dispensada a los empleados, habiendo manifestado otras personas en anteriores ocasiones horarios extendidos y falta de prevención de riesgos.

Lesnik y Papes acusan a la empresa de haber experimentado turnos regulares de 12 horas diarias de trabajo –nunca menos de 10 horas–, sumando hasta 80 horas de trabajo semanales y de tener únicamente un día libre cada dos semanas. Cuando estos no podían ir a trabajar por enfermedad o por haber sufrido algún daño, se les amenaza con la deportación o retención de salario, han asegurado.

Desde Tesla se defienden afirmando que los principios de la empresa están en contra de cualquier situación irregular y que el único error por su parte fue hacer uso de los servicios de una empresa contratista que no cumplía con las expectativas. "Si hubiéramos sabido entonces que no estaban haciendo lo correcto [desde la empresa subcontratista], los habríamos eliminado de nuestra fábrica de inmediato. Este subcontratista ya no trabaja en proyectos de Tesla", expresan desde la compañía. Aseguran también haber mejorado las condiciones de trabajo y realizar un seguimiento más escrupuloso de los contratos de trabajo con terceros.

Elon Musk fabricará Tesla Model 3 las 24 horas al día para cumplir objetivos

Será ahora la Justicia quien decida qué parte de culpa tiene la empresa en las irregularidades cometidas en una planta que, como se mencionaba, no es la primera vez que ocupa los titulares por las largas jornadas de trabajo y la discriminación racial. En abril de este año, Elon Musk anunciaba que la planta de Fremont comenzaría a fabricar el Model 3 las veinticuatro horas del día durante los siete días de la semana para cumplir con los objetivos de producción previstos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.