Lime ha intentado que la competencia no pueda operar en San Francisco por medio de una demanda que bloquearía el despliegue de Skip y Scoot en la ciudad, pero un juez ha negado la orden de restricción y decidido que a partir de hoy lunes 15 de octubre empiecen a funcionar.

La argumentación de Lime era que el proceso acelerado de la Agencia de Transporte de San Francisco (SFMTA) para dar permiso a compañías y startups de patinetes eléctricos estaba lleno de fallos y pidió una reevaluación, pero la SFMTA aseguró que están seguros de la decisión que permitía dicho despliegue, lo cual desencadenó el pedido de orden de restricción.

https://hipertextual.com/2018/08/lime-madrid-asi-funciona

La acción legal de Lime en San Francisco es el último ejemplo de hipocresía extrema por parte de startups agresivas que juegan con las regulaciones locales cuando les conviene pero se las saltan cuando no. Su despliegue original a lo largo de Silicon Valley y otras ciudades estadounidenses o españolas, incluyendo Madrid y Valencia, se hizo sin tener consideración alguna por el espacio público.

Lime, por su parte, argumenta en un comunicado enviado a TechCrunch que la demanda no fue para bloquear a competidores, sino para mostrar parcialidad en el proceso de aprobación de la ciudad de San Francisco.

En Valencia acabó con el retiro de los patinetes eléctricos de Lime por parte de la policía por orden judicial, inclusive desentendiéndose de ellos.

En Madrid la nueva Ordenanza de Movilidad permitirá que los patinetes eléctricos puedan circular por el 80% del centro de la ciudad, permitiendo que Lime y otras compañías que están entrando a la ciudad, como Wand, puedan operar.

https://hipertextual.com/2018/10/normas-patinetes-madrid