Unsplash

Desde que Dara Khosrowshahi fue puesto a la cabeza de Uber como CEO de la plataforma de transporte privado, sus esfuerzos han estado dirigidos en mejorar la imagen de la empresa y anteponer la seguridad tanto de conductores como de pasajeros. Por ello, la compañía ha creado un equipo de seguridad centralizado para tomar decisiones sobre el servicio ante casos de emergencias como pueden ser desastres naturales o un acto de violencia.

El año pasado, Uber suspendió temporalmente su servicio en Barcelona durante el atentado de DAESH el 17 de agosto, en el que una furgoneta arrolló a una multitud en La Rambla causando 13 muertos y más de 100 heridos. En el caso del terremoto en México el 19 de septiembre, la empresa ofreció viajes gratis en Puebla, Cuernavaca y Ciudad de México a centros de acopio y hospitales.

El recuento de daños y avances a un año del terremoto del 19S en México

La decisión sobre la respuesta de la empresa ante este tipo de situaciones será tomada por el nuevo Centro Global de Seguridad (GSC, por sus siglas en inglés) de Uber, con sede fuera de Washington, DC. (Estados Unidos). La labor de este centro será monitorear, detectar emergencias y establecer protocolos de acción, como puede ser suspender el servicio o limitar el precio de los viajes en la área de afección.

"El GSC está formado por personas con experiencia en seguridad, políticas de emergencia y gestión de desastres que hablan una docena de idiomas diferentes y han vivido y trabajado en todo el mundo", informó Uber en un comunicado, y agregó:

Centralizar nuestra respuesta globalmente hará que esa respuesta sea más eficiente, oportuna y consistente, elementos que se vuelven aún más vitales durante una crisis.

Limitar precios

El nuevo GSC ya se ha puesto manos a la obra. La semana pasada, implementó límites de precios en "probablemente más de 20 incidentes", dijo Carla Gray, directora global de seguridad física de Uber, según recoge The Verge.

Mediante el monitoreo en tiempo real de estas emergencias, como un gran incendio en un mercado en Calcuta (India), controló el algoritmo de las tarifas que normalmente se determina con base en la demanda. Uber también señaló que en el caso de que se realicen cargos no intencionados durante una emergencia, estos podrán ser reembolsados.

Trabajar junto con agencias gubernamentales

Por otro lado, la empresa señaló que se apega a las leyes y regulaciones locales relacionadas con los estados de emergencia donde se aplican. Además, colabora con las agencias gubernamentales de gestión de emergencias y las partes interesadas del gobierno local para informar a los usuarios a través de su app sobre condiciones peligrosas y momentos en que la situación requiere la suspensión del servicio.

Asistencia en desastres

Finalmente, otra medida que ha tomado Uber es el establecimiento de un fondo de asistencia con recursos reservados para viajes gratuitos a refugios, comidas para los primeros en responder a la ayuda, transporte de voluntarios, facilitación de logística y apoyo para organizaciones locales sin fines de lucro. Tal como ocurrió en el caso del terremoto el año pasado en México.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.