– Sep 3, 2019, 18:30 (CET)

Marvel celebra ochenta años de vida por todo lo alto

Marvel llega a ochenta años de contar buenas historias: la celebración incluye ya una colección de Gray Matter Art de serigrafía en tamaño poster con las primeras apariciones de Spider-Man, X-Men y Wolverine. Con Marvel Comics # 1000 y un emotivo “In Memoriam” la casa de las ideas celebra la vida y obra de los grandes dibujantes que han formado parte de su historia.

Con ochenta años de vida, Marvel ha recorrido un largo camino en el mundo del cómic y para celebrarlos, lleva a cabo todo tipo de gestos simbólicos que ponen en relieve el significado de una fecha tan emblemática. Desde enero del 2019 y cada mes hasta agosto, Marvel publicó una especialísima serie titulada Decades que recopiló los personajes e historias más icónicas de la editorial. Comenzando por 1940 hasta 2019, la publicación revivió las aventuras de la Antorcha Humana (original) y los Cuatro Fantásticos, el Capitán América, Spiderman, Hulk y otros tantos personajes de enorme importancia dentro del Universo Cinematográfico de Marvel.

“Tras casi 80 años, nuestros seguidores continúan sintiendo a los personajes de Marvel como propios, siguiendo sus aventuras a lo largo de las décadas en historias emocionantes”, declaró el Director Editorial de Marvel, C. B. Cebulski, con respecto a la primera publicación de la serie. “Con la intención de hacer honor y celebrar este legado, estamos ansiosos por compartir algunos nuevos y emocionantes proyectos con el mundo para que experimente la historia del Universo Marvel a través de comic-books, videojuegos, juguetes, películas de éxito, programas de televisión y más soportes”, añadió.

Además del ya mencionado recorrido cronológico, Decades incluyó una revisión formal sobre la evolución de Marvel a todo nivel, desde los cómics fundacionales de la editorial hasta su recorrido en la pantalla grande y chica. La colección puede adquirirse como cuatro volúmenes de tapa blanda que resumen la importancia y trascendencia de la Casa de las Ideas en la industria de las historietas.

La celebración llega a su punto culminante en el último trimestre del año: Gray Matter Art publicó las primeras apariciones de Spider-Man, X-Men y Wolverine en una serie especial de serigrafías en tamaño póster. También salió a la venta un tributo a sus héroes e historias más importantes en un volumen conmemorativo que recopila el arte de los creadores más emblemáticos en una edición titulada Marvel Comics #1000. Con portada del artista Alex Ross, cada página está dedicada a un personaje, desde la creación de la Antorcha Humana Marvel Comics №1 en 1939.

Además de una mirada a una detallada colección de lo más relevante publicado por la editorial durante sus ochenta años de existencia, la recopilación incluye todo tipo de anécdotas que hará las delicias de los fanáticos de hueso rojo: Desde el cuidadoso análisis sobre los motivos por los cuales el Capitán América sigue siendo símbolo del bien (incluida en la página dedicada a 1944) hasta los secretos del doctor Strange para mantener su capa con buen olor a pesar de sus extrañas aventuras (y que corresponde a la página en la que se analiza el legado de 1951), pasando por una reseña exclusiva para Iron Man (que coincide con la aparición del héroe en el cine durante el año 2008), Marvel Comics #1000 es una mirada apasionante por todo lo que ha hecho de la casa editorial un elemento trascendental de la cultura pop de nuestra época y sobre todo, en la manera de contar nuevas historias en el Universo de las historietas.

Llevar a las imprentas un proyecto como Marvel Comics #1000 fue una labor ingente que incluyó 80 equipos creativos diferentes — sí, se trata de un guiño a la venerable edad de la casa editorial — y que incluyeron a nombres tan destacados como Jason Aaron, Kareem Abdul-Jabbar, Michael Allred, Jen Bartel, Kurt Busiek, Peter David, Neil Gaiman, Tini Howard, Jonathan Hickman, Joe Hill, JJ Kirby, Erik Larsen, Rob Liefeld, Jeph Loeb, Phil Lord, Priest, George Pérez, Alex Ross, Roy Thomas, Mark Waid y Chip Zdarsky, entre otros tantos que engrosan las filas de la casa Marvelita.

Capitán América

Con semejante combinación de estilos y puntos de vista, el volumen es una extraña mezcla entre los dibujos muy simples de los primeros años de la Casa de las Ideas hasta las piezas de arte actuales. Además de la plantilla nativa de Marvel, también hay una gran cantidad de escritores invitados, que incluyen al autor de la inolvidable Sandman de Neil Gaiman, Brad Meltzer, el jugador de baloncesto Kareem Abdul-Jabbar y el director de cine Christopher Miller.

“Definitivamente quería que esto fuera una gama de experiencias y no fiesta de de ochenta páginas” declaró Tom Brevoort, editor del enorme proyecto en una entrevista al periódico The New York Time. “Mucho menos, una decepción de 80 páginas(…). Este es, con mucho, el libro más complejo, complicado y difícil que he tenido que reunir”. Brevoort añadió que nada de lo que incluye el volumen es casualidad. Incluso la numeración es un homenaje: “Más que nada es una cosa simbólica”.

La publicación incluye además un “In Memoriam”, que rinde un sentido homenaje a la vida de todos los dibujantes y guionistas que han sido parte de la vida Marvel durante más de ocho décadas, incluidos los iconos Jack Kirby, Stan Lee y Steve Ditko. “In Memoriam” es una despedida conmovedora no sólo al legado de varios de los mejores creadores de la historia del cómic, sino un reconocimiento a su esfuerzo por llevar el noveno arte a una nueva dimensión de calidad. En total, el tributo incluye 15 nombres, en una imagen conmemorativa que presenta a los héroes del Universo Marvel alrededor de un monumento funerario, cuya original forma parte del conocido cómic “La muerte del Capitán Marvel” (1982) dibujado por Jim Starlin.

Marvel ha sido parte de la vida de varias generaciones de fanáticos en todas partes del mundo. La celebración de sus ochenta años de existencia, también es en cierta forma un recorrido por la cultura popular que ayudó a crear y sin duda, una mirada original a varias de las más famosas mitologías modernas. Una forma de recordar el modo en que contamos historias en la actualidad.