deadpool 2 crítica
– Ago 10, 2019, 0:39 (CET)

Lo bueno, lo malo y feo del total control de Disney de los personajes del Universo Cinematográfico de Marvel

Con toda seguridad, el acuerdo histórico entre 20th Century Fox y Walt Disney Company cambiará el mundo del cine comercial para siempre, sobre todo el relacionado con el Universo Cinematográfico Marvel. Por ahora, las condiciones del acuerdo siguen siendo un misterio y la mayoría de los fanáticos no dejan de preguntarse cómo se integrarán los nuevos personajes. Bob Iger, presidente ejecutivo de Disney, ha dado algunas pistas al respecto.

Durante la mayor parte de la última década, los fanáticos de los X-Men lamentaron que los rostros más emblemáticos de la saga, no pudieran integrarse al colosal Universo Cinematográfico de Marvel, sobre todo a medida que las películas producidas por 20th Century Fox basadas en la pandilla mutante perdieron calidad y arraigo en la taquilla. Ahora, gracias a la compra del estudio por parte de Disney la posibilidad que ambos universos puedan fusionarse es más cercana que nunca, aunque no resulta del todo claro cómo o bajo qué aspectos lo harán. La ausencia de noticias es incluso preocupante ¿Se incorporarán los personajes de Marvel en Fox al Universo cinematográfico de la casa de las ideas?

Tal vez en un intento de apaciguar la impaciencia general, el CEO de Disney Bob Iger dio algunos indicios su inclusión dentro del universo marvelita es cuestión de tiempo. Durante la convocatoria trimestral de ganancias de la compañía, el ejecutivo mencionó de manera explícita a los X-Men, Fantastic Four y Deadpool como “parte de Marvel Studios”. No obstante, no agregó ningún detalle sobre el tema.

Aun así, las declaraciones de Igers ponen punto y final a meses de debates sobre hasta dónde Marvel tendría control sobre los personajes en manos de Fox. Queda claro que Disney no solo tiene planes concretos para el futuro con respecto a varias de las sagas más famosas de la casa de las ideas, sino que toda probabilidad, las incluirá en la aún muy lejana fase cinco del Universo Cinematográfico de Marvel. Es aquí cuando la información puede resultar confusa e incluso decepcionante para la base fan: ¿cuánto tiempo tendrá que transcurrir para ver a los X- Men aparecer en pantalla junto a los grandes iconos de Marvel? La pregunta es incluso aún más pertinente, después de que Kevin Feige mostrara el cronograma de la futura fase cuatro, sin incluir ningún personaje de las recién adquiridas franquicias. ¿Quiere decir que los planes y proyectos al respecto son mucho más lejanos de los que suponen los fanáticos?

No todas son malas noticias. En el San Diego Comic Con, Feige insinuó que Marvel trabaja en algunos planes para los mutantes y los cuatro fantásticos, lo que coincide con varias de sus declaraciones a principios de año. “La verdad es que estoy emocionado por todos [los personajes]”, puntualizó. “No solo los nombres de las marquesinas que conoces. Hay cientos más en los acuerdos. Y el hecho de que Marvel esté lo más cerca posible de tener acceso a todos ellos, es algo con lo que he estado soñando durante mis casi 20 años en Marvel”.

El entusiasmo está más que justificado: por años, Feige ha insistido en la importancia de mantener “unido” el universo Marvelita, por lo que no se descarta del todo que para el productor mostrar y presentar a los “nuevos” miembros de la casa sea una prioridad. Además, los resultados podrían ser extraordinarios si tenemos en cuenta la reciente experiencia de Spider-Man a la pantalla grande de la mano de la productora. La duología se convirtió en un considerable éxito comercial y de la crítica, además de dejar en claro lo rentable que puede resultar la posibilidad de crear una nueva saga a la altura de la calidad — y rentabilidad en taquilla — del Universo Cinematográfico de Marvel con los personajes que hasta ahora pertenecían a Fox.

“Será fascinante ver lo que Kevin Feige puede hacer con X-Men y Fantastic Four”, declaró el co-guionista de Avengers: Endgame, Christopher Markus, “y ver cuál es la versión de Marvel, porque dudo mucho que sea algo que se parezca a lo que has visto antes. Eso será muy emocionante”.

Pero, ¿todo es tan prometedor como parece? Tal vez no tanto.

El dilema Deadpool

Para buena parte de los fanáticos, una de las grandes preguntas sin respuesta después de la compra de Fox, fue acerca del futuro del chico malo de las películas superheroicas. El provocador, y la mayoría de las veces muy adulto, Deadpool que Ryan Reynolds llevó a la pantalla grande no coincide del todo con el estilo impoluto e inocente del grupo marvelita en manos de Disney. Mucho más cuando el personaje se ha hecho famoso justamente por satirizar el género a la manera en que lo llevó a la pantalla la productora. ¿Qué ocurrirá ahora que formará parte de un universo cinematográfico más amplio y con el que debe encajar por necesidad?

Por meses, se especuló en la posibilidad que Deadpool fuera tratado con mucha más independencia, respetando la esencia del personaje y sobre todo, el hecho que su historia tiene elementos que hacen imprescindible la clasificación R en pantalla grande. De hecho, Kevin Feige aseguró que no cambiarían el tono para adultos de futuras películas que incluirían a Deadpool, por haber demostrado que funcionan de manera ideal en el contexto de su historia.

No obstante, los creativos relacionados con las películas de Disney, han dejado entrever que la posibilidad que deba “suavizarse” el tono del superhéroe bocazas, es muy alta. Según el periodista y editor en jefe de Variety Brent Lang, hay un complejo debate dentro de la productora sobre la clasificación de una posible tercera parte de las aventuras de Deadpool. El estudio se está planteando que la clasificación de cualquier film deberá estar dentro del rango del P -13, las habituales para el estudio, lo cual obligaría a disminuir de manera sensible las escenas de violencia, sexo y las malas palabras del personaje interpretado por Ryan Reynolds.

David Leitch —director de Deadpool 2— reavivó recientemente la polémica al declarar que la tercera entrega “tendrá que buscar un público más amplio”, aunque conservaba la esperanza que el personaje conserve su tono. Hasta ahora, se suponía que la presencia de Emma Watts — vicepresidenta de Fox — en Disney pudiera asegurar la integridad del personaje y que su independencia del Universo Cinematográfico de Marvel, formara parte del acuerdo global entre ambos estudios. Pero es más que evidente que todo el control se encuentra en las manos de Kevin Feige, por lo que solo resta esperar cuál será la decisión del ejecutivo sobre el tema.

¿Qué nos depara el futuro ahora que Marvel puede disponer a voluntad de los derechos de sus personajes más emblemáticos? No es una respuesta sencilla y quizás, una que no tengamos pronto, a juzgar por los planes inmediatos de La Casa de las Ideas.