Xiaomi tiene en el horno al menos un nuevo terminal de gama alta para ser presentado tan pronto como este próximo mes de octubre, aunque en realidad podría ver acompañado de otro también enfocado al sector alto del mercado y del que hasta ahora no se tenía noticia alguna. Hablamos del Mi MIX 3, el relevo al actual Mi MIX 2S, y del Mi LEX, un nuevo dispositivo que comienza a rumorearse por la red social china Weibo.

Del Mi MIX 3 ya conocemos mucho, habiendo sido ya confirmado por la compañía su diseño todo pantalla y su cámara retráctil en la que supondrá la mayor iteración de la gama hasta la fecha. Del LEX aún no sabemos nada en términos de características o de especificaciones, pero sí que podría ser lanzado junto al primero y que, bien ambos o solo uno de ellos, incluirían una característica que ya llevamos un tiempo viendo en los teléfonos Galaxy de Samsung.

¿Eres tú, Bixby?

Según los últimos apuntes, Xiaomi planea implementar en el marco izquierdo de dichos terminales un botón dedicado para su asistente virtual propietario Xiao AI. Una característica que, como mencionaba, ya hemos visto en otros terminales, siendo el caso más flagrante el de Samsung y un Bixby que ha quedado claro en demasiadas ocasiones que los usuarios no quieren utilizar, pero que por alguna razón la empresa surcoreana sigue intentando forzar.

La clave aquí, por supuesto, estará en si Xiaomi permitirá desactivar ese botón o configurarlo como acceso rápido para ejecutar otra acción diferente a invocar al asistente virtual, algo a lo que sus compañeros surcoreanos han mostrado obstinada reticencia en el pasado. Otra opción es que ese botón no exista en las variantes comercializadas fuera de territorio chino, ya que su asistente virtual por el momento no entiende otra lengua más que la nativa y parece poco probable que lo haga en el futuro más inmediato.

Todavía no hay fecha confirmada para los nuevos dispositivos de la firma, que gana popularidad por momentos en Europa y se posiciona, cada vez más, como una de las grandes competidoras de las marcas tradicionales. Lo que parece seguro es que la apuesta más inminente de Xiaomi estará marcada por las pantallas inmensas de extremo a extremo y las cámaras frontales que se ocultan para propiciar un mejor aprovechamiento del panel.