Actualizado el 31 de julio, 14:20. Uber mantiene un perfil muy bajo en sus declaraciones estos días. De hecho, se podría decir que están desaparecidos en mitad de una grave crisis en lo que a licencias VTC se refiere. La versión española, Cabify, sí que ha tenido cierta repercusión en los medios de la mano de su director general Mariano Silveyra.

https://hipertextual.com/2018/07/taxi-huelga

Si ayer le tocaba el turno al sector del taxi en su cita con Fomento, hoy es el turno de las VTC de la mano de UNAUTO. La primera ronda se ha saldado con tablas en las negociaciones, pero con un cierto trasfondo de una normativa que favorezca al taxi. En palabras de Mariano Silveyra para Antena3, "Fomento está intentando resolver un problema que no existe". Además, añade que, pese a la reunión prevista para hoy a medio día con las compañías de VTC, "Fomento ya tiene una decisión al respecto; queremos transmitir la gravedad de lo sucedido estos días, porque hace tres meses el ROTT se elevó a rango de ley , y eso daba estabilidad al sistema. Todos los políticos estuvieron de acuerdo y ahora, que no ha cambiado nada, ha pasado esto". En esta línea, el Secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, en declaraciones a La Sexta ha confirmado lo expuesto por Silveyra: "Los ciudadanos no pueden pagar el pato de unas negociaciones donde nosotros hemos hecho una oferta ambiciosa y estamos mostrando nuestra lealtad al taxi en el marco de negociación".

Como era de esperar, la segunda ronda de contactos se desarrolla con el mismo resultado que la vista con el taxi. El comunicado de Fomento, publicado ayer lunes que ya ponía a Ministerio del lado del taxi prometiendo el Real Decreto en septiembre, era determinante. Es decir, sin acuerdo para las VTC de momento.

Pese a todo, para el taxi lo propuesto por Fomento es insuficiente. Añaden, además, que cualquier acuerdo debería ponerse por escrito con el objetivo de que las ideas con caigan en saco roto. De momento, y hasta nuevo aviso, los paros en las principales arterías de las ciudades seguirán como hasta la fecha. Quieren que la normativa Colau pase a ser un estándar en todo el país a través de un Decreto Ley que levante la prohibición impuesta por los jueves; una promesa compleja para el Partido Socialista que ya ha recurrido a la cuestión de "la herencia recibida" y que para el Partido Popular supone una promesa imposible. Otras fuerzas políticas han catalogado la situación como irresponsabilidad política y la creadora del sistema de licencias de marras ya ha comunicado que es el momento de desconvocar la huelga; petición secundada por Saura. Para Colau, el hecho de que estén sentados en negociaciones es un gran logro; para los otros, hasta que no haya resultados no habrá cambios. El dead line estaría este viernes durante el Consejo de Ministros.

Lo cierto es que la huelga espontánea del sector del taxi ha pasado a convertirse en un asunto de Estado de primera línea que, además, jugará un papel importante en la carrera para la siguiente ronda de las autonómicas y municipales.

Con la sede a cuestas

Si la cuestión de los taxis, la ley de transportes terrestres y Fomento fuese el único tema central de las protestas ocupan ya todas las atenciones, se añade el tema de la sede fiscal de Cabify.

Hace unas semanas, Podemos ya se enfrentaba a Cabify en una vista preliminar en los juzgados. Por una cuestión de honor y calumnias, la tecnológica española pedía al partido y varios de sus portavoces que retirase las acusaciones contra la compañía. Concretamente por el tema de su sede fiscal. Una situación que, para Podemos, suponía una grave afrenta en contra de Hacienda.

https://hipertextual.com/2018/06/cabify-demanda-podemos

Ahora, en mitad del caos político y social por la cuestión del taxi, Cabify ha declarado que está trabajando para traer su sede fiscal de nuevo a España. En un intento de zanjar una de las polémicas que rodean a la compañía y que ha servido como eslogan para el taxi, Silveyra, en declaraciones a El Independiente, ha confirmado que la sede de Delaware pasará a España. Declarada como una región con beneficios fiscales, que no paraíso fiscal, la tecnológica ya ha anunciado que el cambio será inminente. De esta manera quieren acabar con uno de los debates centrales que se argumentan en contra de las compañías VTC.