Si bien algunas personas esperaban la actualización del MacBook Pro durante la WWDC 2018, Apple decidió enfocarse en presentar productos de software para su amplia gama de dispositivos. Fue hace un año la última vez que los ordenadores portátiles de la compañía se actualizaron, concretamente en junio del 2017. Aunque aún no existe información sobre la fecha en que veríamos el nuevo MacBook Pro, hoy apareció un posible nuevo modelo en los datos de Geekbench.

Según la información capturada por la aplicación, este nuevo equipo hace uso del procesador Core i7-8559U de cuatro núcleos, perteneciente a la última actualización de procesadores de Intel, los Coffee Lake U. Esta última gama fue anunciada apenas el pasado abril y sigue perteneciendo a su octava generación de procesadores.

Aunque el documento señala que se trata del modelo de 15 pulgadas, el procesador de 28W nos indicaría que se trata del hermano menor de 13 pulgadas. De cumplirse lo anterior, sería la primera vez que el modelo de tamaño inferior reciba un procesador de cuatro núcleos. La nueva unidad de procesamiento tiene una velocidad de 2.7GHz y hasta 4.5GHz gracias al Turbo Boost, además de contar con una memoria caché L3 de 8MB.

Otro dato interesante es la memoria RAM, la cual se mantiene en los 16GB. Los últimos rumores indican que la actualización podría incluir la opción de aumentar este componente hasta los 32GB. El equipo en cuestión corre macOS High Sierra en su versión 10.13.6, todavía sin Mojave.

Es importante mencionar que esta información no ha sido confirmada. En la actualidad resulta fácil manipular un equipo para que sus datos terminen apareciendo en Geekbench. Teniendo en cuenta que la última actualización del ordenador se produjo hace un año, no debería extrañarnos que muy pronto tengamos información oficial sobre el nuevo MacBook Pro, el cual tarde o temprano dará el salto a la arquitectura ARM con procesadores diseñados por la propia Apple.