La noticia esperada, pero que causó cierto nivel de shock a lo largo de toda la industria tecnológica llegó el 2 de abril de este año cuando Bloomberg reveló la existencia del projecto Kalamata, el cual busca unificar la experiencia de uso en todos los dispositivos de la compañía, es decir iPhones, iPads y Macs.

El proyecto incluye dejar atrás microprocesadores de Intel y migrar las Mac al componente desarrollado por la propia compañía, como ya sucede con el iPhone, iPad, Apple TV, Apple Watch y HomePod. Sería la tercera transición de arquitectura para esta gama de productos:

  • La primer transición ocurrió en 1994 cuando se migró de los Motorola 68K a PowerPC
  • La segunda transición ocurrió en 2005 cuando se dejó atrás los PowerPC para usar procesadores de arquitectura x86 de Intel.

Ahora The Oregonian, un medio local del estado de Oregon (Estados Unidos) revela que Apple ha montado un laboratorio secreto en el condado de Washington al menos unas 25 personas, sobre todo de Intel, son reclutados para puestos altos en ingeniería e investigación.

Este sería el lugar donde se está desarrollando el microprocesador para el proyecto Kalamata, que sería revelado en 2020.

El lugar concreto del laboratorio sigue sigue siendo eso, un secreto, pero fuentes de la publicación indican que estaría cerca de la frontera entre las ciudades de Hillsboro y Beaverton, al oeste de Portland.

Apple tiene varias oficinas repartidas por el área desde principios de la década de los 1990, con equipos de desarrollo de software en la ciudad de Vancouver. También tiene un datacenter en Prineville.