Bosch es uno de los fabricantes de componentes para vehículos más importantes del mundo y un gran actor dentro del mundo de la tecnología y la innovación siendo la referencia en multitud de sistemas como el Start&Stop, componentes electrónicos y mecánicos, etcétera. Pero sus brazos abarcan mucho más y parece que quieren convertirse en un suministrador muy importante de componentes para bicicletas eléctricas.

Para esta ocasión, la compañía ha presentado su nueva línea de unidades eBike Drive, que estarán disponibles para todos los fabricantes de bicicletas eléctricas. Desde 2009 Bosch está trabajando muy duro en conseguir crear componentes resistentes, duraderos y de alta calidad, pero ahora suman a la ecuación el diseño.

Ya existen bicicletas eléctricas con autonomías cercanas a los 100 kilómetros.

De su nuevo propulsor eléctrico han desarrollado dos versiones, la primera limita su funcionamiento a los 25 km/h y la segunda alcanza hasta 45 km/h. En ambas destaca una gran personalización, que dependerá del modelo y de la marca donde vaya a instalarse esta unidad. Bosch ha desarrollado la unidad mecánica, no la batería, por ello no podemos ofrecer el dato estimado de la autonomía, pero sí que sabemos que será un propulsor muy eficiente.

Una de las características que tienen estos propulsores es su bajo peso y su alta resistencia. El primer aspecto ha sido mejorado para reducirlo en 200 gramos y además, podrá ser integrado en el cuadro. En materia de resistencia, la marca asegura que la superficie es resistente a los arañazos y a la interperie por lo que todo tipo de bicicletas eléctricas serán compatibles.

bicicletas electricas

En un momento en el que muchas ciudades están apostando por las bicicletas eléctricas como una parte de la solución para bajar los límites de polución, el desarrollo tecnológico de estos componentes se convierten en fundamentales para hacer atractivo este tipo de movilidad, que ya tiene un gran mercado aunque a precios aún algo elevados.