Consejos para elegir tu PC y disfrutar de los videojuegos que vienen

¿Quieres dar el salto a un PC de gama alta para disfrutar de los videojuegos? Te damos unos consejos básicos.

Presentado por
versuslogo

La industria del videojuego pasa por una situación algo extraña. Pasados casi tres años desde la llegada de Xbox One y PlayStation 4, ya se han anunciado versiones revisadas y mejoradas de las mismas como la Xbox One S mientras se asienta la realidad virtual, ya de la mano de Oculus Rift, HTC Vive y con PlayStation VR a la vuelta de la esquina.

Esto puede generar múltiples dudas a la hora de decidirse por una plataforma u otra y, cada vez más, apostar por un buen ordenador se convierte en una opción más que convincente. Además, la nueva hornada de tarjetas gráficas de Nvidia y AMD ha llegado a un precio muy competitivo para el rendimiento que ofrecen. Ojo a la posibilidad de cambiarse al mundo de los PCs, porque es muy real.

La amplísima variedad de componentes y configuraciones puede ser un inconveniente para muchos compradores potenciales pero, si lo que uno quiere es poder jugar a todo aquello que aterrice en el mercado durante los próximos dos o tres años, el camino a elegir es más sencillo; para orientarnos, basta con comprobar los requisitos de aquellos videojuegos ya anunciados que más nos interesen y, si lo nuestro es la VR, seguir las recomendaciones de Oculus y HTC, los mejores en este campo.

Fotografía: RegionPS
Fotografía: RegionPS

De esta forma, echar un ojo a los requisitos recomendados (usualmente, los necesarios para disfrutar de la configuración gráfica más avanzada) de Battlefield 1 o Forza Horizon 3 nos sirve para saber por dónde irán los tiros, a nivel de hardware, cuando lleguen los juegos más destacados en lo técnico de los próximos meses. Así pues, estas son dos configuraciones más que viables si buscamos jugar a 1080p o 1440p y 60fps, y lo que queremos es no tener que pensar en cambios o mejoras durante un buen tiempo, hay que mirar bien los bolsillos, ¿verdad?.

Dichas configuraciones, evidentemente, pueden ser alteradas de muchas maneras para adaptar el rendimiento a nuestro uso, incluso intercambiando componentes. Por ejemplo, si no vamos a trabajar editando vídeo o imagen, será una buena decisión optar por un procesador i5. Elementos como la caja, el monitor, el teclado y el ratón suelen ser más personales y, dependiendo de gustos, necesidades y presupuesto, se apostará por unos u otros.

Tabla comparativa. Hipertextual.
Tabla comparativa. Hipertextual.

Pero si no queréis entrar en el mundo de los ordenadores por piezas, siempre podéis recurrir a aquellas webs que ofrecen configuraciones seleccionadas y montadas por ellos mismos. Por ejemplo, Versus Gamers ofrece una amplísima gama de equipos propios de entre los que podemos rescatar algunos para todo aquel que busque entrar en el mundo de los videojuegos en PC por la puerta grande.

El equipo MastodonCloud podría funcionar como equivalente de nuestra configuración más avanzada, montando una GTX 1080 Custom. Además, la refrigeración líquida y un SSD de gran capacidad son dos buenos puntos a favor. Por otro lado, Bloodrain es una opción más económica, equiparable al equipo B, pero que podrá mover con soltura una inmensa mayoría de los títulos que están por llegar en los próximos años y, por supuesto, ofrecer una gran experiencia si lo que queremos es disfrutar de la realidad virtual.

Aunque en definitiva todo depende de la situación y los gustos de cada comprador, la industria apunta, con anuncios como el de PlayStation 4 Pro y Project Scorpio, a acercarse lo máximo posible al PC. Movimientos como el de Play Anywhere de Microsoft para llevar los exclusivos de Xbox One a PC, sumándose a los beneficios clásicos del jugar en PC, son buena prueba de ello. Por si fuera poco, entre los inconvenientes que han acompañado siempre a la plataforma, el miedo a elegir mal los componentes, está desapareciendo.