Tras conocerse detalles de la beta para probar el internet de Starlink, nueva información surge y deja ver cómo serán las antenas que te conectarán a la constelación de satélites. Un análisis del código fuente de la web de Starlink liberado en Reddit muestra al "OVNI en un palo", descripción que le dio Elon Musk a las antenas que instalarán los usuarios en su azotea.

Un total de cuatro imágenes muestran a detalle las terminales satelitales en forma de platillo volador a distintas horas del día. De acuerdo con un tweet de Musk, su instalación es sencilla por lo que no se requiere solicitar a un técnico especializado para colocarlas. Las antenas de Starlink tienen motores que orientan su posición automáticamente para conseguir el mejor ángulo.

Según el CEO de Starlink, el diseño filtrado en las fotos será ligeramente distinto a lo que recibirán los primeros usuarios que se registraron a la beta. Estas terminales permitirán a los usuarios conectarse a la red de casi 600 satélites que ya se encuentran en órbita para tener acceso a internet.

La fase beta de Starlink comenzará en EE.UU. y Canadá

La minería de datos también dejó al descubierto las preguntas frecuentes de la beta de Starlink. En una página oculta del sitio se menciona que el servicio comenzará su primera fase al norte de EE.UU. y sur de Canadá. Los primeros usuarios serán habitantes de comunidades rurales y remotas del estado de Washington y su elección está limitada a la ubicación.

Todos los participantes recibirán un "Kit Starlink" que deberán instalar ellos mismos, sin ayuda de terceros. El kit incluye la antena, una base para fijarla a la azotea, un ruteador y un adaptador de corriente.

Starlink necesita "una vista clara del cielo del norte" para acceder al servicio. El sistema puede proporcionar internet en un rango muy específico — entre 42 y 52 grados de latitud norte — y la antena requiere una visión clara para comunicarse con los satélites. De no ser posible, la conexión será deficiente.

La empresa anticipa que el servicio será intermitente durante la beta. "Cuando esté conectado, la calidad de su servicio será alta pero su conexión no será consistente", indica Starlink en un apartado. Los participantes tienen que probar el internet entre 30 minutos y 1 hora todos los días y ofrecer retroalimentación a los ingenieros.

Como ocurre con betas de otros servicios, los usuarios firmarán un acuerdo de confidencialidad en el que no podrán detallar su experiencia en redes sociales u otros medios. Aunque esto es claro, no faltará quien filtre sus primeras impresiones de Starlink en los meses venideros.

Aunque el servicio está aceptando registros, la aceptación depende de la ubicación de las personas. Starlink contará con una doble beta se enfocará a las latitudes altas del hemisferio norte. La calidad del internet dependerá del despliegue de más satélites, algo que no entusiasma a la Unión Astronómica Internacional.