– Sep 12, 2019, 13:07 (CET)

¿’Star Wars: El ascenso de Skywalker’​​​ cambiará el concepto sobre La Fuerza? 

A menos de cien días del estreno de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker', los fanáticos acérrimos debaten sobre el papel que tendrá La Fuerza en el último capítulo de la más reciente trilogía de la saga galáctica. Luego de la inusual interpretación que el director Rian Johnson le dio al concepto en la controvertida “The Last Jedi”, la gran duda radica en si J. J. Abrams analizará de manera distinta uno de los temas fundamentales de la clásica historia creada por George Lucas.

¿Qué es La Fuerza? Para todos los fanáticos de Star Wars, es el principal atributo de los Jedi, fue un misterio hasta que Rian Johnson decidió definir sus alcances e importancia en la polémica película Star Wars: Los últimos Jedi. Hasta entonces, ninguna de las películas anteriores tocó el tema a profundidad o dio más detalles de algunas teorías más o menos abstractas, eso sin contar la explicación pseudo científica de la película Star Wars: La amenaza fantasma que terminó por convertirse en uno de los giros más criticados de su guión. No obstante, para buena parte del público —y más allá del debate de los supuestos midiclorianos— La Fuerza sigue siendo una incógnita de considerable importancia, sobre todo por su definitivo peso en el argumento de las diferentes trilogías de la saga Star Wars.

La primera vez que tenemos noticias sobre La Fuerza —que es y cómo funciona— es en la película del 77 Star Wars: Una nueva esperanza, en la cual el dilema de este aspecto extraordinario que permite a los Jedi controlar a voluntad la realidad a su alrededor, se muestra como un misterio entre otros tantos. Obi-Wan Kenobi —sobreviviente a la matanza de los Jedi— describe la enigmática cualidad en una forma sencilla y casi filosófica: “La Fuerza es lo que le da a un Jedi su poder. Es un campo de energía creado por todos los seres vivos. Nos rodea y nos penetra, une a la galaxia”.

Por supuesto, se trata de una explicación lo suficientemente vaga como para aceptar cualquier idea intermedia: ¿es La Fuerza un hecho físico? ¿espiritual? ¿biológico? ¿místico? ¿todo a la vez? La película no añade ninguna otra información y aunque se trata de un recurso común en las historias de ciencia ficción y fantasía —el hecho de no necesitar explicar del todo algunos claves— queda muy claro, que es bastante probable que Obi-Wan (y el resto de la orden de los Jedi) no necesitan saber en realidad qué hace La Fuerza o de dónde proviene para utilizarla

Después de todo, los Jedi tenían más relación con un grupo religioso sin una verdadera creencia que uno científico, por lo que es bastante probable George Lucas intentara crear un paralelismo entre algunas ideas filosóficas y el comportamiento del poder que manejan una de las figuras más intrigantes de su compleja mitología. Pero más allá de eso, las implicaciones en la trama de La Fuerza hicieron necesario definirla de una manera u otra. ¿Es una capacidad física que se hereda como un rasgo biológico? ¿Está al alcance de todos los personajes? El mismo Lucas admitió que su primera intención era que se tratara de un fenómeno espiritual, pero no solamente cambió de opinión a medida que el argumento de sus películas se hizo más complejo, sino cuando La Fuerza se encontró en el centro de varias de las líneas argumentales del Universo que imaginó. 

Para cuando la historia de Star Wars incluyó libros, juegos, series de dibujos animados y toda una nueva trilogía, el concepto de La Fuerza comenzó a tomar nuevos aspectos, en especial al momento de explicar la íntima relación que un Jedi sostiene con su cualidad más importante. En la serie animada de televisión The Clone Wars, el espíritu incorpóreo de Qui-Gon Jinn le explica a Yoda cómo sobrevivió —en apariencia— a su asesinato en La amenaza fantasma: “Soy una manifestación de La Fuerza, una Fuerza que consta de dos partes: los seres vivos generan La Fuerza Viva, que a su vez alimenta la fuente que es La Fuerza Cósmica […] Toda la energía de La Fuerza Viva, de todas las cosas que han vivido, se alimentan de La Fuerza Cósmica, uniendo todo”. 

¿Un concepto más o menos místico? No lo es tanto, si tomamos en cuenta que al parecer se relaciona con la noción acerca de lo que conocemos como ecosistema (propuesto por el ecologista Arthur Tansley en 1936) que postuló que, de alguna forma, todos los seres vivos se encuentran unidos de una manera u otra por vínculos biológicos y a su vez, con todo lo que nos rodea como planeta, algo que llamó los “ecosistemas básicos de la naturaleza en la faz de la tierra”. De modo que la explicación que brinda la serie, podría añadir peso a la percepción de La Fuerza como un vinculo que no sólo une a todos los seres vivos, sino que los Jedi podrían utilizar a voluntad por pura pericia física

No obstante, la explicación más clara de todas, fue la que Luke ofreció en la película de Johnson, en la que además, deja muy claro que se trata de un fenómeno físico, en apariencia sin relación con el Jedi que puede controlarlo y que además, abriría la sugerente posibilidad que no se trata de un atributo específico de una familia o grupo. Para Luke, el poder tiene una evidente connotación científica: “Es la energía entre todas las cosas, una tensión, un equilibrio que une al universo”.

Claro está, que las palabras de Luke (tan semejantes a las que explicación que recibió de Obi Wan casi cuatro décadas atrás) siguen siendo muy vagas, pero el argumento de la película se encarga de demostrar que Rey puede hacerse más fuerte a medida que usa la energía y aprende sus implicaciones. De pronto, la energía a la que se refiere Luke existe más allá de Rey o de él mismo, se conecta con una idea más Universal del todo y queda claro, que los Jedi (o cualquier otro poseedor de La Fuerza) la usa en concordancia a esa percepción. Sentada sobre una roca, Rey es capaz de percibir la colosal envergadura de la fuerza y lo describe de manera sencilla: “Las islas, pájaros. Muerte y decadencia… que alimenta nueva vida. Frío, cálido. Paz, violencia”.

La gran pregunta que se formulan los fanáticos —y que fue motivo de largas discusiones luego del estreno de Los últimos Jedi— es si entonces La Fuerza puede ser controlada por cualquiera con suficiente entrenamiento. ¿Qué hace que Rey pueda manejarla de manera natural o que Luke haya necesitado un exhaustivo entrenamiento? ¿Los Jedi son entonces innecesarios? ¿Qué supone el hecho que se trate de un poder natural que está al alcance de cualquiera? 

J.J Abrams ha comentado Star Wars: El ascenso de Skywalker no seguirá los pasos de la de Johnson y a la vista de los dos cortos adelantos que se han mostrado, resulta evidente que el tema de la Fuerza —“democratizado” en The Last Jedi— tomará un cariz de nuevo misterioso e incluso, exclusivo en el último capítulo de la trilogía. En el primer Teaser, Rey participa en lo que parece ser un entrenamiento  o al menos eso sugiere su concentración y postura corporal— y en el segundo, es notorio que La Fuerza intervendrá de manera decisiva, ya sea por su posible caída al lado Oscuro o al hecho que deba enfrentarse a la tentación. Además, la ya anunciada presencia de Palpatine puede ser un indicativo que la idea sobre el misterioso poder regrese al concepto primitivo que le relacionaba con cierta connotación mística.

¿Se revelarán entonces la identidad de los padres de Rey y el dato dejará claro que la fuerza es un atributo biológico que se transmite de generación en generación? ¿Es la presencia del antiguo Emperador una demostración que se trata de un vínculo con nuestras emociones más profundas y que la oscuridad está muy cerca del poder? Cualquiera sea la respuesta, es obvio que después de un larguísimo recorrido cinematográfico y argumental, Star Wars: El ascenso de Skywalker recorrerá, quizás, un punto controvertido para devolverle su peso e importancia. ¿O no? El filme se estrenará el 20 de diciembre de este año y cerrará uno de los capítulos más importantes de la Saga Intergaláctica.