La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos otorgó a Apple una patente que demuestra su interés por añadir una cámara en el Apple Watch, pero no de la manera en que muchos creen. Según la descripción, la lente estaría integrado en la correa, evitando así liberar espacio en el cuerpo del reloj inteligente. Por su parte, la pantalla serviría para visualizar la imagen, tal y como sucede actualmente al conectarse con la cámara del iPhone.

Otro punto interesante de la patente es el uso de materiales flexibles en la correa, lo cual permitiría girar o doblar la cámara hacia cualquier dirección deseada. En las siguientes imágenes puedes observar cómo la lente puede estar dirigido hacia el rostro, ya sea para capturar selfies o para realizar una videollamada por medio de FaceTime.

Sin embargo, también se explica la posibilidad de tener múltiples sensores, permitiendo así incorporar una cámara frontal y otra trasera. Gracias a lo anterior se evitaría girar la correa, ya que watchOS podría ofrecer la opción, como en iOS, de cambiar la vista entre ambas cámaras.

Es importante mencionar que la patente fue solicitada en septiembre de 2016, poco después de presentarse el Apple Watch Series 2, por lo que la empresa ya tiene tiempo explorando la idea. No obstante, el registro de una patente no garantiza que la veamos hecha realidad en un producto comercial. Las empresas protegen su propiedad intelectual todo el tiempo, así que probablemente nunca vea la luz.

Apple ha estado apostando por independizar al Apple Watch del iPhone, y watchOS 6 es otro paso importante en esa estrategia. El nuevo sistema operativo podrá, por ejemplo, recibir actualizaciones OTA (Over The Air). Por otra parte, la App Store llegará al dispositivo con aplicaciones totalmente independientes. Sin duda, agregar una cámara sería una novedad para separarlo, todavía más, del smartphone.