Spotify es la referencia a la que mirar cuando uno habla de música en streaming, pero eso no quiere decir que sea una plataforma perfecta o que el servicio no cuente con determinadas carencias que a los usuarios les gustaría solventar. Afortunadamente, la creciente competencia en este mercado está haciendo que aspectos que parecían inamovibles en el pasado sean ahora cambiados, aunque se trate de algo tan básico como la cantidad de canciones que uno puede almacenar para escuchar sin conexión.

Hasta ahora, Spotify ofrecía la posibilidad de descargar un total de 3.333 canciones por dispositivo, hasta un máximo de tres terminales. Esto hace un total posible de 9.999 pistas para su escucha cuando no se está conectado a la red. Vastamente amplio para muchos, pero notablemente reducido para otros tantos, teniendo en cuenta que el catálogo total de la plataforma asciende hasta una cifra cercana a los 35 millones de grabaciones de audio.

Más música

Por esta razón, el servicio de música en streaming ha decidido ampliar esta característica de 3.333 canciones por dispositivo a un total de 10.000. Además, el total de terminales diferentes en los que se podrán descargar se eleva de tres a cinco, de manera que el cómputo máximo de canciones diferentes que pueden tenerse en la biblioteca descargadas asciende a 50.000. Con ello, las posibilidades para variar entre géneros y artistas –siempre que la capacidad de almacenamiento del dispositivo en cuestión lo permita– es sensiblemente mayor.

Supera de esta manera a Tidal, uno de sus competidores, que cuenta en la actualidad con los mismos límites que hasta ahora tenía Spotify, pero se sigue quedando atrás respecto a Apple Music. Esta última es la principal amenaza ahora mismo para el popular servicio, contando con la posibilidad de realizar un total de 100.000 descargas de canciones, el doble que la plataforma sueca.