Sony acaba de realizar una jugada maestra y muy sorpresiva con PlayStation Now. En los próximos días la plataforma permitirá la descarga completa de algunos juegos de PlayStation 2 y PlayStation 4. De esta forma, los suscriptores tendrán la opción de prescindir de los juegos en streaming para poderlos jugar sin conexión. De momento, los títulos de la PlayStation 3 se quedan fuera de esta iniciativa.

Esto abre un nuevo camino para el servicio y lo acerca a la exitosa propuesta de Microsoft: Xbox Games Pass, una suscripción que permite descargar cualquier título disponible en su catálogo por 10 dólares al mes. La compañía japonesa señala que la descarga incluirá todos los contenidos descargables comprados o los objetos obtenidos por medio de microtransacciones.

De igual manera, los títulos pueden sacar provecho de la PlayStation 4 Pro y sus mejoras en el apartado visual. Por desgracia, no han adelantado el listado de videojuegos que se podrán descargar, pero anticipan que "casi todos los juegos de la PS4 en el servicio" pueden ser guardados en el disco duro de la consola.

Si bien se podrá disfrutar de los juegos sin conexión, la compañía advierte que cada ciertos días será necesario conectarse a internet para verificar la suscripción del usuario. Aquellos suscriptores que hayan disfrutado de un juego por streaming deberán descargar sus partidas guardadas en la nube si desean disponer de ellas en los juegos descargados.

Para celebrar esta posibilidad, Sony ha rebajado el precio de la suscripción por tiempo limitado. Podrás adquirir el plan anual de PlayStation Now por 99.99 dólares, o 29.99 por tres meses. Recuerda que el servicio no requiere de PlayStation Plus para jugar en línea

Sony sabe muy bien que PlayStation Now no ha tenido la recepción que esperaban. Desde un principio la propuesta parecía demasiado arriesgada, pues las plataformas de juegos en streaming requieren de una conexión a internet muy buena para poder funcionar correctamente, y está claro que no todos los países disponen de una infraestructura de internet de primer nivel.

Con este movimiento se abren muchas posibilidades a futuro, incluyendo la llegada del servicio a otros territorios del mundo donde actualmente no está disponible. Otro punto negativo que se elimina es el molesto retraso que existe entre las acciones que se ejecutan en el mando y la señal de vídeo que llega a la consola. La única duda que nos queda es si los juegos de PlayStation 3 se agregarán en un futuro a las descargas. Lo sabremos en los próximos meses.