Aunque algunas voces apuntaban a una salida a bolsa para este mismo año, pero las cosas para la compañía no han estado fácil con las polémicas que ha venido experimentando: se propició la salida de su CEO y fundador, el sexismo se puso sobre la mesa dentro de la compañía y varias disputas internacionales sobre su viabilidad en algunos países europeos pusieron el foco sobre la compañía.

Ahora, y tras la llegada de Dara Khosrowshahi como nuevo CEO, parece que las aguas han vuelto a su cauce y las cosas no le van del todo mal a la compañía. Tanto que ahora el directivo de Uber ha vuelto a confirmar que la salida a bolsa de la compañía sigue adelante, apuntando a una oferta pública para 2019, tal como informa Reuters.

De hecho, Uber ha descartado la venta de su Grupo de Tecnologías Avanzadas, que controla parte de su división de autónomos, y en la que estaba incluida su división de camiones autónomos que cerró recientemente. Algunas de las polémicas administrativas de la compañía como la de Londres, que le retiró la licencia, parece que se están olvidando y, en general, las cosas le van mejor que hace un par de años.

Con la salida a bolsa en el horizonte, Uber y su CEO son bastantes optimistas sobre que puedan reanudar las pruebas de los coches autónomos este mismo años, después del accidente mortal de Tempe, Arizona, que todavía se sigue investigando. Sobre lo que la compañía llevará a bolsa, el Grupo de Tecnologías Avanzadas será uno de los puntos más atractivos, puesto que la compañía se asociará con otras de tecnología autónoma.

Sea como sea, y mientras que acaban de aclarar los detalles sobre la salida a bolsa, parece que Uber es más optimista que nunca con su situación.