Apple prepara la mayor renovación de su línea de relojes inteligentes hasta la fecha, al menos en lo que al apartado estético se refiere. Los actuales modelos conservan este último desde su introducción en 2015, un diseño que ahora será modificado para dotar a los relojes de una mayor pantalla mediante una reducción de marcos que permita acceder a una mayor cantidad de contenido sin renunciar a la portabilidad del terminal.

La compañía ha registrado este lunes los nuevos relojes ante la Comisión Económica Euroasiática, lo cual significa, si atendemos a pasados lanzamientos, que su comercialización se encuentra próximo. En cuanto a lo que se puede extraer del registro, no es mucho, pero sí que habrá seis unidades distintas, las cuales se corresponderían con tres modelos diferenciados en sus características y sus correspondientes variaciones de tamaño.

El Apple Watch Series 4 contaría así con una variante menos que el Series 3 –que contaba con una opción GPS en aluminio, y GPS + celular en aluminio, acero y cerámica–, lo cual podría significar que este año se prescindirá de la versión con mejor acabado, la de cerámica, debido al elevado precio de venta. También podría darse un escenario en el que todas las unidades contasen con conexión celular, pero parece poco probable dada la expansión de esta opción a nivel internacional.

¿Un evento o dos?

Si hacemos caso a los rumores, la próxima generación de Apple Watch será presentada dentro de apenas unas semanas, en septiembre, junto a los nuevos iPhone, que también serán tres. Estos últimos se espera que cuenten con un modelo de entrada con un precio de alrededor de 700 dólares y dos más caros enfocados al segmento premium por entre 900 y 1.000 dólares.

De cumplirse estos planes de presentación, aún quedaría por ver otro evento, probablemente en octubre, para dar a conocer las renovaciones del resto de terminales de la compañía. Concretamente, este año se espera ver un nuevo MacBook Air con pantalla Retina y un precio cercano a los 1.200 dólares, un Mac Mini y nuevos iPad Pro con marcos reducidos y desbloqueo por reconocimiento facial mediante Face ID.