Facebook ha presentado este miércoles sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año, dando a conocer unos datos que han provocado la caída de la acción en bolsa más de 20 % tras el cierre del mercado. Por primera vez desde el año 2015, la empresa de Mark Zuckerberg no ha conseguido cumplir con los objetivos esperados por los analistas y, lo que es peor, han reconocido que el futuro no se presenta demasiado halagüeño en lo que a crecimiento se refiere.

A pesar de presentar unos ingresos que han aumentado un 42 % respecto al mismo periodo del año pasado –13.230 millones de dólares, aunque los analistas esperaban $13.330–, preocupa de manera especial el crecimiento de usuarios, que comienza a presentar signos de fatiga y estancamiento en un terreno donde la plataforma siempre ha brillado. De esta manera, Facebook no consigue aumentar el número de usuarios diarios ni mensuales en Estados Unidos y Canadá, que mantienen las cifras de 185 y 241 millones respectivamente. Una situación especialmente preocupante si se tiene en cuenta que son estos territorios donde consigue hacer más dinero por usuario.

En Europa, lejos de mejorar, la cosa empeora. El número de usuarios mensuales activos desciende un millón, hasta los 376 millones, y el de los diarios hace lo propio pero aumentando la caída hasta los 3 millones, dejando a la red social con 279. Entre las razones, según han confirmado desde la compañía, se encuentra la nueva regulación de protección de datos europea (GDPR).

Los escándalos hacen mella

A pesar de que los escándalos a los que ha tenido que hacer frente la red social de manera reciente parecían no haberse traducido en un impacto significativo en el negocio, el primer trimestre completo desde que se destapara el escándalo de Cambridge Analytica parece mostrar por vez primera cierta reacción en el núcleo de la plataforma. A pesar de esto, no obstante, Zuckerberg y compañía siguen contando con una posición envidiable en el panorama actual.

Tanto es así que la compañía expone por vez primera, como vía para demostrar su músculo, que cuenta con un total de 2.500 millones de usuarios que utilizan al menos una vez al mes alguna de las plataformas de la empresa, donde también se incluyen aplicaciones como WhatsApp o Instagram.

Queda aún por ver cuál es la respuesta final del mercado ante los resultados y si este descenso de la acción tras el cierre del mercado se mantiene en la apertura de mañana. De ser así, sería la mayor caída a la que hace frente Facebook en su historia tras una presentación de resultados. Quien sabe si, dentro de un tiempo, miraremos a este día como una fecha señalada en el devenir de la red social por excelencia.