Rusia negó la amenaza de que abandonaría a un astronauta estadounidense en la Estación Espacial Internacional (EEI). El director de la Roscosmos, Dimitry Rogozin, dijo que todo se trató de una broma, por lo que el regreso de Mark Vande Hei está confirmado para el próximo 30 de marzo.

De acuerdo con la agencia de noticias TASS, la Roscosmos nunca ha dado pie para dudar de su confiabilidad. Un portavoz de la agencia espacial enfatizó que la seguridad de la tripulación de la EEI siempre ha sido su máxima prioridad

El astronauta estadounidense Mark Vande Hei viajará de regreso a casa en la nave espacial Soyuz MS-19 junto con los rusos Anton Shkaplerov y Pyotr Dubrov el 30 de marzo. Roscosmos nunca ha dejado que nadie dude de su confiabilidad como socio

Rogozin dijo que el video que causó furor fue una simple edición de la cadena RIA Novosty en donde los astronautas rusos se despiden de Vande Hei. Posteriormente, el centro de control en Moscú está atento al desacoplamiento de la sección rusa de la Estación Espacial Internacional.

El corto de un minuto que puso en jaque a varios se trató de una jugada de la agencia estatal de noticias. Los tres cosmonautas volarán de regreso a la Tierra el 30 de marzo a bordo de una cápsula Soyuz MS-19, como se planeó originalmente.

El espacio requiere de alianzas honestas, dice Rusia

Dimitry Rogozin, director de la Roscosmos Credit: NASA HQ Photo

Pese a lo dicho por la Agencia Espacial de Rusia, Rogozin no cree en la fraternidad ciega que promueven algunos astronautas, como el veterano Scott Kelly. El jefe de la Roscosmos comentó en una entrevista que no está de acuerdo con la idea de que el espacio está libre de política.

"La solución a los problemas en el espacio requiere de alianzas honestas, ya que los astronautas corren un riesgo colosal", mencionó.

Las declaraciones del funcionario ruso se dieron luego de que Joe Biden anunciara sanciones económicas contra Rusia debido a la guerra de Ucrania. El mandatario estadounidense limitó el acceso a la microelectrónica espacial resistente a la radiación.

Rogozin las nuevas sanciones son absurdas y afectan a instalaciones que no tienen relación con el ejército ruso. Una de ellas es el Centro Espacial TsSKB-Progress, responsable de la fabricación de los cohetes Soyuz.

La Roscosmos ya envió escritos a la NASA y la Agencia Espacial Europea para exigirles que levanten las restricciones. Su director dijo que el centro de mando en Moscú y el centro TsSKB-Progress están bajo sanciones que ponen en peligro el mantenimiento y la operabilidad de la Estación Espacial Internacional.

Dimitry Rogozin advirtió que la cooperación internacional en el espacio está siendo "obsesivamente destruida" por Occidente.