WhatsApp

Es una receta perfecta para el desastre. WhatsApp es la aplicación de mensajería más usada del mundo, por lo tanto está instalada en millones de dispositivos. Es por eso que puede ser una puerta de entrada para hackear personas que no tienen conocimientos técnicos suficientes para detectar un engaño.

Es por eso que cada día hay más formas de hackear, robar datos y vulnerar dispositivos usando al WhatsApp como excusa. Ocurre todos los días, pero algunos engaños se popularizan mucho y es mejor advertirlos para intentar detenerlos.

Es el caso de este intento de hackeo de WhatsApp que está ocurriendo con mucha frecuencia en España, pero que probablemente aparezcan variaciones en otros países. Lo ha advertido la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) que es parte del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Gobierno de España y del Instituto Nacional de Ciberseguridad.

Funciona de la siguiente manera. Los estafadores envían un correo que parece ser originado desde WhatsApp. El asunto es: "Copia de seguridad de mensajes de WhatsApp *913071605 Nº (xxxxx)". Ese es el gancho, hacerle creer a la víctima que recibe una copia de todas sus conversaciones.

El correo electrónico contiene un archivo adjunto o un enlace a la descarga de un archivo que supuestamente es la copia de seguridad de todas las conversaciones. Pero en realidad se trata de un virus ejecutable que se instala en el dispositivo. El troyano rastrea y roba información, contraseñas y credenciales de la víctima.

Cómo evitar hackeas por medio de WhatsApp

Nuestra sugerencia es que jamás descargues archivos en tu smartphone desde emails que recibes, incluso de contactos que conozcas, puesto que también podrían haber sido hackeados. O podrían haber robado sus datos y suplantado su identidad para engañar a otras personas.

Esto es especialmente importante en dispositivos Android, donde es un poco más fácil instalar aplicaciones de terceros que no están disponibles en la Google Play Store, con fines maliciosos.

También es importante tener actualizado el sistema operativo del dispositivo y todas las aplicaciones que tengas instalado. Por último, recomendamos no descargar ningún archivo desde la propia app de WhatsApp. En muchas ocasiones se trata de un virus o un malware destinado a vulnerar el dispositivo de la víctima.