Cuando Estados Unidos cercenó parte de la cadena de suministro tecnológica de Huawei, no dio carpetazo a todas sus opciones. La consideración de MediaTek como alternativa, e incluso la transición hacia productores totalmente chinos empezó a sonar como opción posible.

Si bien Huawei ya está considerando fabricar al menos parte de sus propios chips de cara a futuro, de momento una de sus alternativas es SMIC. Ahora, según publica el Washington Post, el Gobierno de Estados Unidos ya contempla añadir su nombre a la 'Entity List', o suerte de lista negra del Departamento de Comercio.

Semiconductor Manufacturing International Corp. es un fabricante con 20 años de vida y actualmente el mayor en volumen de China. No obstante, hasta ahora es únicamente capaz de fabricar chips en tecnología de hasta 14 nanómetros. Esta es suficiente para algunos de los equipos de gama más baja de Huawei, como los recientes tablets económicos que presentó su segunda marca, Honor, la pasada semana en IFA.

En un comunicado este pasado sábado, según recoge Reuters, SMIC reconocía estar "completamente en shock", aunque abierta a diálogo con las agencias gubernamentales americanas. Tal y como apuntan fuentes del pentágono, quienes tienen la iniciativa en esta nueva inclusión, "esa medida garantizaría que todas las exportaciones al SMIC se sometieran a un examen más exhaustivo".

De ser incluida en la lista de Comercio, cualquier empresa estadounidense necesitaría una licencia para comerciar con ella, lo cual en muchos casos –como ejemplo el de Google– no ocurre. Actualmente hay unas 300 empresas chinas en esta 'Entity List'.

¿Conexiones con el ejército chino?

De momento no hay definida, al menos formalmente, una razón oficial para esta limitación. No obstante, se apunta a la relación con el sector armamentístico chino. Sería a través de CETC, un desarrollador de electrónica militar, según un informe publicado por SOS International, un proveedor de defensa de Virginia. La cooperación entre ambas habría sido bidireccional, lo cual, con una participación estatal cercana al 50% en SMIC, no es excesivamente llamativo.

La cadena de suministro es compleja, y la presencia de tecnología estadounidense es constante a lo largo de todo el proceso. Es por eso que esta limitación puede ser todavía un gran escollo para estos fabricantes aparentemente locales. Y es que en las etapas de diseño –incluyendo software–, suministro de herramientas de fabricación y por supuesto patentes, la tecnología estadounidense desarrolla un papel todavía crucial y difícilmente salvable.

No obstante, a pesar de encontrarse todavía en el proceso de fabricación de 14 nanómetros, SMIC podría dar un salto tecnológico grande muy pronto. Y es que de cara a 2021, según publicaba recientemente Seeking Alpha, podrían estar listos para ofrecer semiconductores en tecnología de 7 nanómetros.

Este grado de miniaturización sería mucho más actual, a la espera de que los primeros chips en 5 nanómetros –como los próximos Apple A14 a bordo del iPhone 12 o los esperados Kirin 9000 a bordo de los Mate 40 de Huawei– hagan finalmente acto de presencia a lo largo de las próximas semanas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.