Se espera que en las próximas semanas Apple presente su próximo modelos del iPad Air, con un rediseño más cercano al iPad Pro actual que a los modelos anteriores cuyo diseño ha mantenido tradicionalmente la compañía para sus modelos que no son pro. Y es que aunque las noticias sobre el próximo iPad Air ya nos pusieron sobre aviso con parte de su manual filtrado, ahora son los modelos esquemáticos los que hacen acto de presencia.

En este sentido, todo parece indicar que tanto el diseño final del próximo iPad Air como muchas de sus características son directamente heredadas del iPad Pro, que con la llegada de Face ID estrenó un nuevo diseño más cuadrado, sin botón home y siguiendo las líneas de estilo de los iPhone sin botón, un diseño que muchos usuarios alabaron por cambiar casi conceptualmente el trabajo con el iPad.

De esta forma, los esquemas dejan entrever un iPad, que alcanza su octava generación, con biseles más delgados, sensores Face ID, dos altavoces, cambio del conector a USB y, en esta ocasión, una sola cámara en la parte posterior sin LiDAR. Los esquemas también muestran que el iPad 2020 tendrá conectores magnéticos en la parte posterior para que sea compatible con el Magic Keyboard o con otros teclados de la compañía.

Sobre el hardware del equipo hay poca información. Presumiblemente se presentará con una versión X del próximo chip que Apple monte en sus nuevos iPhone, si sigue el esquema habitual de la compañía, o una versión mejorada del A13 Bionic que tienen actualmente los iPhone 11, 11 Pro y SE, que ha demostrado un desempeño sin precedentes en todos los campos de análisis, incluyendo la comparación con los procesadores más potentes y reciente de la competencia, que siguen unos cuantos pasos por detrás de Apple en cuanto al desarrollo de chips para terminales se refiere.

Si los rumores se hacen realidad, el iPad de octava generación se lanzaría en la segunda semana de septiembre y, a diferencia de los próximo iPhones, si incluiría en la caja un adaptador de carga rápida de 20W. Sería presentado con el Apple Watch Series 6. Un anticipo del fin de curso de Apple que se cerraría con la llegada de los nuevos iPhone y un supuesto iPad mini renovado.