Se trata de la muerte más controversial de Avengers: Endgame y una de las pocas críticas que se le hacen al guión de la película. Muchos sintieron que el destino final de Black Widow fue injusto para el personaje, que debió estar en al batalla final contra Thanos, que debió recibir un mejor homenaje, a la par con Tony Stark y que tan solo ayudó a empujar la narrativa de hombres dentro del Universo Cinematográfico de Marvel.

Pero aún así Scarlett Johansson ha defendido el hecho que su personaje haya muerto de la forma en que sucedió y en el momento en que sucedió, durante una entrevista con The Hollywood Reporter:

"Sentí, cuando estaba actuando como el personaje, que ella debería sacrificarse, por la humanidad, por sus amigos y por las personas a las que quería. Fue un momento muy agridulce".

Johansson supo de la muerte de Black Widow por medio de una llamada de Kevin Feige poco antes de iniciar las grabaciones de Avengers: Infinity War.

Ahora la actriz está grabando su película en solitario del personaje, que ocurrirá, supuestamente, entre Capitán América: Civil War e Infinity War. Se espera una exploración más profunda del personaje, algunos sucesos importantes que la marcaron y el motivo por el cual tomó esa decisión en Endgame.