Razer aprovechó la semana de IFA 2019 para anunciar una reinvención de su portátil Blade, bautizada como la primera ultrabook para juegos. La nueva Blade Stealth cuenta con procesador Intel Core i7 Ice Lake y una GPU NVIDIA GTX 1650 que asegura sesiones de juego a máximo detalle.

La portátil incluye una pantalla de 13,3 pulgadas con resolución Full HD o 4K en el modelo más robusto. Las tres configuraciones vienen con procesador Intel Core i7-1065G, 16 GB de memoria RAM LPDDR4 a 3,733MHz y opciones de almacenamiento PCIe M.2 de 256 GB y 512 GB.

Si bien Razer la ha nombrado como "la primera ultrabook para juegos", solo dos configuraciones cuentan con GPU Nvidia GTX 1650 de 4GB GDDR5. Esta tarjeta permite ejecutar el Doom más reciente a todo detalle manteniendo los 60 cuadros por segundo, al igual que Apex Legends, Far Cry New Dawn o Battlefield V.

El modelo más básico, Mercury White, incluye gráficos Intel Iris Plus que no servirá mas que para jugar Fortnite, Overwatch, League of Legends y otros juegos que no exijan demasiados recursos. Esta variante solo ofrece 256 GB de almacenamiento, aunque mantiene el resto de especificaciones de sus hermanos mayores, como la RAM o la batería de 53.1Wh

Razer asegura que la batería de la Blade Stealth dura entre 10 y 11 horas, aunque pensamos que esta cifra es trabajando en tareas poco demandantes y con el brillo al mínimo. Todos sabemos que estos números se reducen a la mitad o van más allá cuando se trata de ejecutar videojuegos.

El resto de características incluyen un puerto Thunderbolt 3, 1 USB-C 3.1 Gen 2, dos puertos USB 3.1 y conector para auriculares. El modelo Mercury White pesa 1,3 kg, mientras que las Graphic Edition pesan 1.42 kg (Full HD) y 1.48 kg (4K)

El precio de la Razer Blade Stealth iniciará en los 1,679 euros y estará disponible a finales de septiembre.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.