Los ‘Discovery Tours’ de Assassin’s Creed: la demostración de que los videojuegos son también educativos

Los mundos abiertos de Ubisoft son, por lo general, de los mejores trabajados de la industria. Aunque todas sus historias son ficción, la compañía siempre busca un referente histórico en sus títulos, o al menos, una aproximación a la realidad cuando la narrativa se centra en la época actual. De todas sus franquicias, Assassin's Creed es la que mayor fundamento histórico tiene. De nuevo, el planteamiento es ficción, pero el escenario suele ser lo más fiel posible a la realidad.

Y cuando decimos fiel, nos referimos a hitos como el de la catedral de Notre Dame, tan bien reproducida en el juego que también se ha utilizado como referencia en las actuales tareas de reconstrucción. El profundo detalle y mimo con el que Ubisoft trata sus escenarios tiene como resultado un mundo en el que perderse durante horas más allá de la historia que nos cuentan. Y aunque en otro casos se hubiera quedado ahí, en un bonito plantel para desarrollar una historia de ficción, de un tiempo a esta parte Ubisoft se las ha ingeniado para dar una vuelta a todos sus juegos.

https://hipertextual.com/analisis/assassins-creed-origins
https://hipertextual.com/analisis/assassins-creed-odyssey

No estamos hablando de nuevos DLCs que amplíen la historia o misiones o enemigos nuevos, sino de utilizar todo ese trabajo, mimo y recreación histórica para ofrecer algo más al jugador. Una forma de reciclar sus títulos en pos de la educación y el aprendizaje que, seamos sinceros, nadie más ha hecho. O al menos no con la misma pasión, el mismo rigor y con un resultado tan interesante como el de Ubisoft con los Assassin's Creed.

La franquicia de los templarios y los asesinos de la compañía no deja de ser una ficción que utiliza la historia como pretexto, pero también ofrece la oportunidad de utilizarla para ir un paso más allá en lo que ofrece la jugador. Si bien siempre se ha caracterizado por usar personajes históricos y recrear ciertos pasajes de la historia para educar al jugador, desde la salida de Assassin's Creed Origins, Ubisoft ha ido un paso más allá.

Si la compañía gasta tiempo y recursos en dotar a sus juegos de un escenario realista con base y referencia histórica, ¿por qué no usarlo también como un punto de partida educativo? Aquí es donde el trabajo de Ubisoft tiene todo el sentido del mundo. También durante el juego, porque forma parte de él y es un elemento obligatorio para la inmersión narrativa. Pero fuera de él, el valor de los mundos de Ubisoft no tienen precio como herramienta de enseñanza.

La compañía los llama Discovery Tours: un recorrido sin acción por los escenarios del juego para utilizar las referencias históricas para enseñar historia. La de verdad. Pero con una herramienta que va más allá del documental o del libro de texto. Los Discovery Tour de Assassin's Creed hacen participe al jugador de su aprendizaje, promocionando que sea este el que productivamente navegue por los rincones de la historia en los que se ha enmarcado su juego favorito.

En el caso del reciente Assassin's Creed Odyssey, es valor es doble: su demarcación dentro de las Guerras del Peloponeso, que es algo que se estudia en profundidad en la educación reglada, permite comprender la dimensión del período histórico, conocer a algunos de los personajes más relevantes de la época y amparase del marco en el que se desarrolla el juego. Puede que para el jugador medio no tenga valor, pero desde el punto de vista de ampliar conocimientos sobre momento históricos la magnitud es impresionante.

Más allá del mundo de ficción

El Discovery Tour de Odyssey (que también se vende por separado en UPlay), podemos recorrer 29 regiones de la antigua Grecia por nuestra cuenta realizar visitas guiadas con personajes de la historia del juego como Aspasia, Barnabas y Heródoto, pero todo enfocado a aprender historia. El juego utiliza personajes y escenarios del juego para enseñarte la historia que está fuera del juego:

Y no se trata simplemente de un añadido estético para cumplir. Si el de Origins ya era genial para comprender la magnitud del antiguo Egipto, en Odyssey el modo de juego ofrece 30 audio-guías dentro del juego que cubre la mayoría de los aspectos de la historia de la Grecia clásica, y por extensión, de la civilización occidental: desde enseñanzas de filosofía, ciudades o vida cotidiana, hasta puntos clave de la historia como la guerra del Peloponeso, las rivalidades entre los ciudades-estado y mitos.

La clave de esto es que requiere una actitud productiva por parte del jugador para aprender. No es un simple paseo por escenarios reciclados del juego, y además lo interesante es que tras cada lección, este modo de juego pone a prueba nuestros conocimientos a través de una suerte de examen sobre el tema que se ha tratado en cada uno de los tours disponibles.

Lo único que nos queda, como en el caso de Origins, es que esta herramientas de enseñanza queda ligada al juego (se puede comprar por separado en PC) y al período histórico en el que se centra. Esto no debería ser un problema porque es un añadido descargable, pero lo cierto es que sería interesante convertirlo en una plataforma que pueda escalar a otros períodos históricos independientes al juego que toque en cada momento, o incluso ofrecer estas herramientas para que cualquiera pueda crear sus propios tours históricos.

Sin duda, las horas que ofrece este Discovery va mucho más allá de un favor por parte de Ubisoft a sus jugadores, es una herramientas tremendamente interesante que cualquiera que tenga el juego tiene que probar, no solo para tener una visión más profunda del escenario históricos en el que desarrolla el juego, también para ampliar los conocimiento de una forma amena e interactiva, y no por ella menos profunda que un libro de texto elemental sobre el período histórico.

Más allá de alargar la vida del juego, podemos decir sin miedo a equivocarnos que los Discovery Tour de Ubisoft y Assassin's Creed son el ejemplo perfecto de lo que pueden aportar los videojuegos al aprendizaje y, sobre todo, de comprobar de primera mano cómo aprovechar recursos de un título para aportar algo que va más allá del tiempo lúdico que pasamos con nuestros personajes favoritos. Algo que sin duda pone en valor las aportaciones de Ubisoft a la industria del videojuego.