Microsoft está a las puertas de dar el salto a la siguiente generación de consolas, un acontecimiento que ocurrirá en el último trimestre del 2020. Los de Redmond aprovecharon su conferencia en el E3 2019 para revelar los primeros detalles de Project Scarlett, como actualmente se le conoce a la sucesora de la Xbox One. Recientemente, Phil Spencer, máximo responsable de Xbox, reveló al portal Gamespot cuáles son las características clave de su nuevo hardware.

En primer lugar, según señaló el directivo, la consola se enfocará en ofrecer una tasa alta de imágenes por segundo: "Creo que el área en la que realmente queremos centrarnos en la próxima generación es en la velocidad de fotogramas". De acuerdo a los datos revelados por la empresa el pasado junio, Scarlett puede alcanzar la resolución 4K a 60 fps. Además, agregó que mejorar la jugabilidad también es otra de sus prioridades, un objetivo que planean cumplir recudiendo los tiempos de carga de manera significativa:

Queremos asegurarnos que los juegos carguen increíblemente rápido y a la mayor velocidad de fotogramas posible.

Previamente se había revelado que el hardware integrará un sistema de almacenamiento SSD para hacer olvidar los tiempos de carga. No obstante, por el momento se desconoce cuáles son las especificaciones exactas de la susodicha unidad. Sony seguirá la misma estrategia de Microsoft con l[PlayStation 5](https://hipertextual.com/tag/playstation-, pues incorporará un SSD ultrarápido para deshacerse de cualquier secuencia de espera.

Spencer dejó claro que la compañía tiene un buen historial en lo que se refiere a incrementar el potencial de sus consolas: "En esta generación, nos hemos centrado en la resolución 4K y en cómo llevamos las películas por medio del Blu-ray 4K y la transmisión de video. Y con la Xbox One X, que permite ejecutar juegos con gráficos en 4K, haremos mejoras visuales realmente importante para la próxima generación".

Un apartado que presume Project Scarlett es la retrocompatibilidad con todas las generaciones de Xbox, además del soporte para los accesorios de la Xbox One. Sobre este tema, el director dijo que su meta es asegurar que los títulos y el hardware adquirido funcionan correctamente en el último modelo de su consola:

Esta generación lanzamos el Elite Controller. Hemos trabajado en controles y la gente ha invertido en mandos personalizados. Queremos que sean compatibles también con las futuras generaciones de nuestra consola. Entonces, las cosas que nos has comprado, ya sean juegos o mandos, nos aseguraremos que tengan soporte con la versión de mayor fidelidad de nuestra consola.