Uno creería que después de todo lo que se ha dicho y escrito sobre Avengers: Endgame ya no quedarían muchos secretos que revelar. Pero para hacer la producción más taquillera de la historia, con ese presupuesto tan masivo, es normal que se haya grabado tantas horas de metraje y mucho de este material haya quedado fuera de la edición final de la película.

La nueva revelación viene de la mano de Sean Gunn, quien protagoniza a Kraglin en Guardianes de la Galaxia y se encarga del motion capture de Rocket —aunque la voz la hace Bradley Cooper—. Durante una entrevista para Screen Rant en un evento promocional de la película. El actor explicó que la gran batalla final que llegamos a ver era muchísimo más larga, con muchas más escenas.

"Lo que puedo decirles es lo que grabamos. Algunas de las cosas las cortaron por buenas razones. Pero desde un punto de vista narrativo, no querían cortar una batalla en el cielo, donde Kraglin lucía su alerón con la flecha de Yaka".

La gran mayoría de la acción en la batalla final de Avengers: Endgame ocurre en tierra, con gran parte del enfoque en los superhéroes enfrentados a Thanos. El único gran momento de acción en el cielo sucede cuando la Capitana Marvel reaparece.

Es muy probable que jamás veamos esa batalla, los hermanos Russo han asegurado que el corte que hemos visto todos es el final y no planean lanzar una "versión del director" de la película. Pero al menos sabemos que se llegó a grabar.