GlobalFoundries ha demandado a Taiwan Semiconductor Manufacturing Company –más ampliamente conocida como TSMC, el mayor productor de chips a nivel mundial, en base a la supuesta infracción de hasta 16 patentes en varios procesos de fabricación. De seguir adelante, esta demanda múltiple en Estados Unidos y Alemania podría afectar a la distribución de varios tipos de procesadores a nivel mundial.

Según GlobalFoundries, las supuestas patentes infringidas por TSMC serían un total de 16, 13 de las cuales regitradas en EE.UU. y las tres restantes en Alemania. La demanda, todavía en una fase muy inicial, podría incluso paralizar la importación de productos tecnológicos de gigantes de la talla de Apple, Nvidia, AMD, Qualcomm, MediaTek, Broadcomm, Xilinx e incluso Google, entre otros, tanto a Estados Unidos como Alemania.

El alcance de este movimiento no afectaría solo a los diseñadores y fabricantes de distintos tipos de chips fabricados por TSMC, sino también a las empresas que hacen uso de estos e incluso las terceras que los implementan. Entre ellas encontramos también a otras tecnológicas como Asus, Lenovo, Motorola, OnePlus, Cisco, HiSense o TCL. A modo de ejemplo, podemos pensar en un chip gráfico de Nvidia fabricado por TSMC pero distribuido por Asus en uno de sus portátiles.

Como apuntan desde Tom's Hardware, la propia GlobalFoundries reconoce que no es TSMC quien exporta los chips ante los que demandan la paralización de sus envíos, sino que son sus propios clientes citados los que lo hacen. Por tanto, serían sus productos los que se verían afectados en caso de prosperar la demanda.

Las respectivas demandas han sido interpuestas ante la FTC estadounidense en Washington y otras instancias federales, así como ante las Cortes Regionales de Düsseldorf y Mannheim, respectivamente. Estas pueden verse como un intento de uno de los proveedores históricos de AMD –y anteriormente parte de la misma–, ya fuera del mercado con los 7 nanómetros, para extraer algo de rédito de su tecnología en la búsqueda de un acuerdo.

Afirma la propia GloFo, como se la denomina comunmente en el sector, a través de su vicepresidente de ingeniería Gregg Bartlett, que "estas demandas tienen por objeto proteger las inversiones y la innovación basada en los EE.UU. y Europa que las impulsa":

"Durante años, mientras hemos estado dedicando miles de millones de dólares a la investigación y desarrollo nacional, TSMC ha estado cosechando ilegalmente los beneficios de nuestras inversiones. Esta acción es crítica para detener el uso ilegal de nuestros activos vitales por parte de TSMC y para salvaguardar la base de fabricación estadounidense y europea."

Ya fuera del mercado, obteniendo réditos del mismo

iPhone XS Review Trasera 2

La californiana GlobalFoundries, que dejó a un lado la fabricación de chips de propósito general para especializarse, y se encuentra ahora más centrada en la producción de componentes para la industria del internet de las cosas –IoT–, de los módem de radiofrecuencia –RF– y de la inteligencia artificial y aprendizaje automático. Las patentes por las que reclama están relacionadas con varios procesos de fabricación, en un rango que parte desde los 28 nanómetros hasta el más actual en 7 nm.

El objetivo de las demandas presentadas se encuentra claramente especificado en función de las supuestas infracciones de las mismas. Estas apuntan en el caso alemán –que sería el más fácilmente replicable a toda Europa–, hacia Apple y Qualcomm por la infracción de tres patentes cada una.

Asimismo se especifica a una subsidiaria de Apple Retail, así como a otra de Avnet, en calidad de distribuidores de esta tecnología, en un intento por paralizar su venta. Ya fue a finales del pasado año cuando Qualcomm consiguió paralizar temporalmente la venta de algunos modelos de iPhone en Alemania.

El gran espectro de esta demanda abarca a una buena cantidad y tipos de dispositivos por los principales fabricantes mencionados. Estos incluyen smartphones, pero no de forma exclusiva: también portátiles, routers y otro equipamiento de redes puede verse afectado. En el caso de Apple, se refiere tanto a distintos modelos de iPhone, como a los AirPods, Apple TV o iPad. GloFo afirma que el beneficio de TSMC por la explotación de sus ilegítima de sus patentes asciende a "decenas de miles de millones de dólares".

Como hemos visto en otros casos y tal y como apuntan desde Bloomberg, tanto la FTC americana como las cortes regionales alemanas actúan de forma rápida y contundente. En el caso de esta última, incluso protegiendo a los titulares de las patentes antes de que se haya demostrado que estas fueron infringidas. Estamos, no obstante, ante el comienzo de un procedimiento que puede llevar de meses a años.