El Apple Watch y el ecosistema de salud es un formidable acompañante para llevar una vida saludable, pero en muchas ocasiones puede quedarse algo corto para aquellos que quieran sacar el máximo partido de las opciones que ofrecen los dispositivos Apple, por lo que queremos recomendarte una serie de aplicaciones y dispositivos para la experiencia sea más fructífera y, sobre todo, te permita sacar el máximo partido a las posibilidades que ofrecen los wearables para la vida sana.

Aplicaciones y servicios

  • Waterminder: es sin duda la mejor aplicación para llevar un control sobre la hidratación y la ingesta de diferentes líquidos. Tiene complicaciones especiales para el Apple Watch que se integran con la interfaz, y una aplicación para iPhone bastante completa pero con diseño que deja algo que desear. No obstante es la más completa de todas, y sin duda es el complemento ideal para llevar la cuenta del agua de ingerimos. Su precio es de 5,49 euros, algo cara, pero desde luego es la mejor de todas las disponibles.

  • Lifesum: es la aplicación perfecta para adentrarse en el mundo del control de dieta y de la ingesta calórica. Está totalmente integrada con Salud y aunque la mayoría de opciones son de pago, la funcionalidad básica es gratis para todo el mundo. Con la premium (9 euros al mes) podrás acceder a recetas y podrás modificar el reparto de macros, pero este último apartado es algo más avanzado y si te interesa quizás deberías buscar alguna app más avanzada pero menos bonita como FatSecret, Macros o MFP. También incluye un registro de agua, pero es menos flexible y versátil que Waterminder. Como pega, la aplicación para el Apple Watch es meramente contemplativa y no te deja introducir datos, solo comprobar algunos indicadores.

  • CaliCalo: otra aplicación para los más avanzados de la clase. CaliCalo te permite ver de un vistazo el déficit o superávit calórico de tu dieta en función de los datos de alimentación y ejercicio disponibles en la aplicación Salud -que previamente debes haber registrado con otra aplicación- su aplicación para Apple Watch te informa en todo momento de el nivel de ingesta respecto al ejercicio. Ideal para los fanáticos de alimentación que buscan apurar al máximo su dieta o están en períodos de definición muscular. Gratis con opciones in-app menores.

  • Zones: la app perfecta para los que la aplicación actividad del Watch se les queda corta. Permite un análisis exhaustivos de los entrenamientos por zonas de frecuencia cardíaca, con un fuerte de estadísticas. También permite entrenar con ella, mostrando en el watch la zona de FC de entrenamiento definida en la aplicación, todo el tiempo real. Es gratis, pero tiene opciones in-app para desbloquear el histórico de entrenos, los ejercicios personalizados o las estadísticas avanzadas. La versión gratuita es suficiente para la mayoría. Gratis con opción de compra in-app.

  • Autosleep: en pocas palabras, la mejor app para monitorizar el sueño. Es pasiva, no requiere intervención del usuario una vez configurada y tiene estadísticas muy detalladas. Eso sí, la interfaz es horrible, aunque su creador ha prometido cambios próximamente. 3,49 euros en la App Store.

  • Heartwatch: del mismo desarrollador que la anterior, es la aplicación más completa para ver estadísictas de nuestra frecuencia cardíaca donde el Apple Watch se queda corta. De nuevo, y como AutoSleep, la interfaz necesita una buena puesta a punto: es confusa, plagada de datos y de opciones superfluas y estúpidas (como Timogotchi en alusión a Tim Cook), pero no hay mejor aplicación que permita analizar los datos del Apple Watch con tanta precisión. 3,49 euros en la App Store.

  • SmartGym: la aplicación perfecta para el gimnasio. La versión para Watch funciona sin iPhone, incluye controles de música y nos permite meter nuestras rutinas con la mayoría de los ejercicios ya disponibles en la aplicación. Además sincroniza los entrenos con Salud y cierra los anillos del Apple Watch. Tiene opciones de suscripción para usuarios avanzados, pero las funciones básicas son suficientes para la matyoría. Además nos permite llevar un control en la progresión de cargas y registrar todas nuestras medidas corporal para ver nuestra evolución corporal. Gratis con compras en la App.

Accesorios compatibles

  • Básculas: hay un buen número de básculas que se sincronizar con Salud y por extensión con el Apple Watch y las apps. En Hipertextual ya tenemos un artículo que recopilas las mejores opciones, para todos los gustos y opiniones y, sobre todo, para todos los bolsillos, desde los 30 hasta los más de 150 euros.

  • Polar H10: se trata de un monitor de frecuencia cardíaca de pecho compatible de forma nativa con el Watch para quellos a los que el sensor del reloj se les queda corto o hacen ejercicios de intervalos a alta intensidad en los que la medición de este tipo de aparatos es más precisa que la luz pulsada. Recuerda que si usas uno de estos dispositivos, el Watch deshabilita el lector de pulso integrado durante los entrenos. Alrededor de 70 euros en Amazon.

  • Beddit: es una recomendación a medias. Por un lado es el mejor monitor de sueño físico de los disponibles. Por otro la empresa que lo fabrica fue comprada por Apple y su futuro es incierto. Sea como sea, es la mejor alternativa de todas las disponibles si no quieres dormir con el reloj y quieres algo más discreto e integrado en la cama y que te lo puedas llevar a cualquier sitio. Solo disponible en la Apple Store por 149 euros y con integración total en Salud.

  • Withings Bed: similar al anterior, pero con una integración más pobre con salud y que además pasa por la aplicación de Nokia/Withings para sincronizar los datos. Mide más o menos lo mismo que Beddit, pero su disponibilidad es más limitada y para comprarlo en europa la disponibilidad es muy reducida, y en la mayoría de los casos hay que importarlo desde UK, lo mismo en Latinoamérica desde USA. Unos 120/dólares euros al cambio. Eso sí, Nokia permite comprar un segundo aparato por "solo" 30 libras adicionales, ideal para la pareja.

  • Beast Sensor: un producto para un público más específico. Se trata de un "encoder" para ejercicios de fuerza que se sincroniza con el iPhone y muestra también datos en el Apple Watch. Es una dispositivo que se coloca en las barras y pesas (o en la muñeca) y nos datos sobre nuestro entrenamiento. Es un producto caro, pero enfocado a personas que entrenan con pesas y además buscan mejorar al máximo la técnica. Cuesta 250 euros el pack básico.

  • PURE: Una comba inteligente que se sincroniza con el iPhone. Tan sencillo como eso. Disponible en la App Store por 70 euros.